Los coches tendrán 'caja negra'

SPC-Agencias
-

La UE obliga a los vehículos a incluir nuevos sistemas de seguridad a partir de 2022

Los coches tendrán ‘caja negra’

Los legisladores de la Unión Europea no solo aprobaron el pasado marzo medidas como la polémica reforma del copyright o el adiós al cambio de hora, también se acordó provisionalmente introducir diversos sistemas de seguridad en los coches que se fabriquen a partir de mayo de 2022. Entre ellos destacan una caja negra similar en funciones a la de los aviones, un sistema de control de velocidad inteligente que alerte de los límites máximos en cada tramo y hasta un alcoholímetro de precisión que no te dejará arrancar el coche si superas los niveles permitidos.  
El borrador de la norma, inicialmente, contemplaba una entrada en vigor dos años después de la publicación del texto para vehículos de nueva homologación, y la obligatoriedad para todos los coches matriculados a partir de tres años. 
Sin embargo, el texto definitivo adelanta esos plazos un año, de modo que a partir de mayo de 2020, todos los coches nuevos deberán contar con estos sistemas y serán obligatorios en todos los coches matriculados a partir de 2022.

Los coches tendrán 'caja negra'


Los coches tendrán ‘caja negra’Los coches tendrán ‘caja negra’ Este sistema, que ha resultado muy polémico, emplea información de las cámaras de reconocimiento de señales y la cartografía para mostrar al conductor la velocidad máxima vigente en cada momento en el punto en el que se encuentra. Además, será posible desactivar el sistema, y ya no es obligatorio que el control de crucero se ajuste de manera automática a la velocidad máxima detectada por el sistema. La directiva los define como «sistema que asiste al conductor a mantener la velocidad adecuada en función de la información sobre limitación de velocidad obtenida mediante la observación de la señalización vial, sobre la base de las señales de la infraestructura o los datos de mapas eléctrónicos, o ambas cosas».
Otro sistema controvertido, puesto que actualmente ningún fabricante lo tiene desarrollado correctamente es el de advertencia de distracciones del conductor, sin especificar de qué tipo, pero elimina el requisito de la supervisión de la mirada. El denominado registrador de datos de accidentes, equivalente a la caja negra de los aviones, será clave en las investigaciones judiciales sobre lo siniestros. «Almacenará   exclusivamente los parámetros e información críticos relacionados con una colisión, poco antes, en el transcurso e inmediatamente después de ésta», según el reglamento. 
Se incluye también el reconocimiento de las líneas de carril y actuando sobre la dirección para evitar que el coche lo abandone si el conductor no ha activado el intermitente. El reglamento exige que el sistema evite que el coche se salga del carril. También deberán incluirse un indicador de frenada de emergencia, un sistema de advertencia de somnolencia, un alcolock, un detector de marcha atrás y un frenado autónomo de emergencia, entre otras cosas. Aquellos que no lo instalen, no arrancarán.