PSOE y PP derriban a Castro de la Alcaldía de Burguillos

J.A.J
-

El socialista José María Gómez-Caro es el nuevo alcalde, y el 'popular' Óscar Tejedor será su teniente de alcalde. Han evitado que el ya exregidor de una candidatura vecinal de izquierdas, José Castro, repita al ser el candidato más votado.

El nuevo alcalde, con el bastón de mando, recibe la felicitación de su antecesor en presencia del resto de la Corporación. - Foto: Yolanda Redondo

Este relevo en la Alcaldía llegó precedido de tensión tras la denuncia del Gobierno municipal saliente de un episodio de agresión y amenazas de muerte achacado a personas relacionadas con el entrante. Esto conllevó una visible presencia de agentes de la Guardia Civil de uniforme y paisano en la Casa Consistorial, pero el acto se celebró con una normalidad casi absoluta excepto por algún exabrupto y los enfervorecidos aplausos de los partidarios del nuevo Gobierno municipal. Así se consumaba sobre las 11 de la mañana de este sábado el relevo de Castro por Gómez-Caro en el Ayuntamiento de Burguillos, localidad situada en las cercanías de la capital toledana. El nuevo Gobierno municipal hacía valer en el primer Pleno de este mandato para la elección de García-Caro su mayoría absoluta, seis ediles de los que la mitad son socialistas y el resto 'populares', frente a los tres ediles que también tiene la candidatura de Castro, Seguimos Mejorando Burguillos (SMB), y el concejal de Ciudadanos y la concejala de Vox. José Castro sólo recibió los votos de su grupo para repetir, no eligiendo a ningún candidato los corporativos de Ciudadanos y Vox.

Tras la elección, el nuevo alcalde hizo un llamamiento a "la vuelta a la normalidad" en el municipio, dando a entender que esta había sido trastocada por Castro durante el pasado mandato. Y se centró en el modo en que el anterior alcalde logró formar una mayoría absoluta gracias a la marcha a sus files de una edil del PSOE y otra del PP, lo que ha ayudado a que se unan en Burguillos partidos antagónicos en el conjunto de España. A partir de ahí, acusó a Castro de "imponer sus criterios" y haber dado "un trato discriminatorio a trabajadores municipales y vecinos", incluso arremetiendo contra su gestión económica por haber buscado una carencia en los préstamos que soporta el Ayuntamiento para acometer "obras electoralistas". Frente a esto, anunció que el pacto entre socialistas y 'populares' en Burguillos buscará "defender los intereses de Burguillos por encima de todo" y garantizó transparencia y participación hacia la ciudadanía con el nuevo Gobierno municipal.

Tras la elección, Gómez-Caro y el concejal Tejedor, por parte del PP, firmaron ante los vecinos reunidos en el Salón de Plenos del Ayuntamiento para seguir esta investidura su programa de gobierno. Este incluye una condena expresa al transfuguismo, recordando el episodio del pase de ediles al bando de Castro, y un reparto a partes iguales del equipo de Gobierno, con dos concejales delegados para cada partido y Tejedor como 'número 2' del Ejecutivo.

A la salida del Pleno, el flamante teniente de alcalde transmitía su respaldo a las palabras del nuevo alcalde y aseguraba que la dirección de su partido estaba al tanto y respaldaba el pacto alcanzado con el PSOE para descabalgar a Castro.

 

El exalcalde defiende a las exconcejalas. 

Aunque el ya exalcalde mantuvo las formas en el final de su responsabilidad de Gobierno, cediendo el bastón de mando a Gómez-Caro y dándole un apretón de manos, rechazó el pacto en su contra de PSOE y PP como «contranatura» y «acuerdo de sillones». Avisó que «en no muchos días» se verá que es «un fracaso asegurado». También acusó a estos dos grupos de haber protagonizado «un pacto cobarde» por no haberse atrevido a hacerlo público antes de este Pleno de investidura.
A la salida del Pleno, José Castro criticó que su etapa de regidor fuera retratada por el nuevo equipo de Gobierno como una anormalidad,  y recordó las dificultades que afrontó al empezar a gobernar en minoría porque tanto PSOE como PP «empezaron a bloquear» la gestión municipal. Aquí, quiso trasladar su agradecimiento a las dos ediles que abandonaron las filas socialistas y ‘populares’, por  «poner su cargo por encima de sus partidos» y facilitarle la gobernabilidad.
Castro destacó que en su mandato se ha logrado pagar las deudas heredadas de gobiernos del PP, que estimó en cinco millones de euros, y se preguntó si la normalidad que defienden sus sucesores se refiere a «los 12 años con (el gobierno de) un PP corrupto que arruinó al pueblo».



Las más vistas