La cantera de la natación paralímpica se cita en Toledo

Á. de la Paz
-

La selección promesa de la especialidad celebra una concentración para una veintena de jóvenes deportistas de entre 11 y 18 años. El medallista Xavi Torres dirige a un equipo que mira a los Juegos Paralímpicos de París 2024

La cantera de la natación paralímpica se cita en Toledo - Foto: David Pérez

El complejo polideportivo de la Fundación Rafael del Pino, junto al Hospital Nacional de Parapléjicos, acoge una estancia de una semana de duración para 16 nadadores con discapacidad que forman parte de la selección española de la disciplina, dos de ellas, Beatriz y Lidia, vinculadas al Club Natación de Valdepeñas. Junto a este grupo se entrenarán otros cuatro deportistas más pertenecientes a la federación castellano-manchega.
El director general de Juventud y Deportes de Castilla-La Mancha, Juan Ramón Amores, se felicitó por la elección de Toledo como sede para la concentración de este colectivo de «jóvenes promesas de la natación paralímpica». El representante del Gobierno regional reivindicó el deporte con diversidad funcional como «un ejemplo de cómo transmitir valores, hacer llegar a la gente que la igualdad es posible y hacer ver a cada persona de que, a pesar de las dificultades, los sueños se pueden conseguir».
Amores aplaudió el esfuerzo de esta «cantera de nadadores que irán a los Juegos Paralímpicos del futuro» y remarcó el apoyo del Ejecutivo regional a este tipo de iniciativas. El programa Somos Deporte+, un marco que nace del convenio entre el propio Gobierno autonómico, la Fundación Impulsa y Liberbank, «se concreta en acciones como esta, acciones que persiguen igualdad, valores y sueños».
Los miembros de la selección paralímpica promesa de natación permanecerán alojados en el castillo de San Servando. «El deporte es el modo fundamental de vida también para las personas que se enfrentan a dificultades», proclamó Amores.
El seleccionador nacional de natación, Xavi Torres, agradeció la cesión de las piscinas, «una instalación que Toledo merece», y prometió regresar a la ciudad para concentraciones posteriores. «Vamos a volver, es bueno para nuestro deporte y para Toledo, una ciudad que el mundo de la discapacidad siente como referente». Torres, también entrenador en la categoría olímpica y responsable de la carrera deportiva del capitán de la absoluta Marc Sánchez, expresó su satisfacción por el buen nivel competitivo y humano del grupo de jóvenes que lidera. «Cada generación tiene valores nuevos, valores añadidos que nos permiten grandes aprendizajes».
El ganador de 16 medallas paralímpicas abordó la importancia del deporte no sólo desde el prisma de la competición y apuntó a los beneficios para aquellos que lo practican «también como forma de vida». Torres explicó que la natación «es un deporte de gente muy joven» y detalló la estrategia en el ámbito de los paralímpicos de «mantener un itinerario que les sirva durante muchos años y les llene de oportunidades».
El grupo de nadadores que se entrena en Toledo abarca desde los 11 a los 18 años, aunque la mayor parte de los mismos se encuentran en la franja más temprana de este lapso. «Ya conocen al deporte paralímpico porque lo ven en los medios y pueden aprovechar las nuevas oportunidades que van surgiendo», aseguró Torres. El nadador confía en que «dentro de cinco años», coincidiendo con los Juegos Paralímpicos de París 2024, alguno de ellos pueda competir en el máximo nivel internacional.