Page señala al nuevo museo como «el mejor de su especialidad

Á. de la Paz
-

El presidente regional celebra la llegada de la extensa colección de arte moderno y contemporáneo y la sitúa como un nuevo hito en la larga trayectoria cultural y patrimonial que tiene la capital autonómica

Page señala al nuevo museo como «el mejor de su especialidad - Foto: Víctor Ballesteros

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, inauguró solemnemente la colección particular de arte contemporáneo que Roberto Polo ha cedido a Toledo para los próximos quince años. La máxima autoridad regional se felicitó por la llegada de un catálogo formado por centenares de piezas pictóricas y escultóricas que se exhibirán en el Museo de Santa Fe, contiguo al de Santa Cruz. «Este centro será el más importante de su especialidad en toda España y toda Europa», proclamó el jefe del Ejecutivo autonómico, quien lo citó por encima incluso del «Museo Reina Sofía», el único que enumeró. Page aludió «al magnifico contenedor» cultural que representa el enclave escogido para albergar la muestra del filántropo estadounidense.
«Toledo, acostumbrada a la historia y a que pasen cosas en ella, tenía una cierta deuda con este tiempo», aseguró el presidente de la región. Durante el discurso de apertura del nuevo espacio museístico, Page se refirió a la importancia del flamante Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha y reivindicó la apuesta de la actual generación en favor de la cultura dentro del marco de la «contribución de fondo a esa pirámide cultural que es la ciudad».
Page defendió el crisol histórico que configura la identidad de la ciudad y alabó «la permanente intuición cultural» de Toledo para tomar los cambios vividos a lo largo de los siglos. El presidente reafirmó su convicción en favor de la proyección de la región a través del arte y aseguró su compromiso para la buena gestión «del regalo de una persona excepcional que ha dedicado su vida al arte y no se lo ha guardado para sí». Desde la Administración autonómica esperan que el coleccionista mantenga la muestra en Toledo y Cuenca más allá de los quince años de cesión firmados y que los fondos sean donados de forma definitiva.
El presidente regional llamó a hacer de España «una enorme factoría cultural» y reclamó el peso de este sector tanto en el ámbito «moral» como en el estrictamente crematístico. Además, quien fuera alcalde de la ciudad entre 2007 y 2015 señaló que la ciudad de Toledo «lleva años aprovechando las oportunidades y subiéndose a los trenes y antes no siempre lo hizo».