La empresa pública Don Quijote acumuló pérdidas de 64 millones entre 2005 y 2007

J.S./Toledo
-

El informe de la Sindicatura señala que el desequilibrio sólo puede explicarse «porque sus directivos actuaban a impulsos»

La empresa pública Don Quijote acumuló pérdidas de 64 millones entre 2005 y 2007 - Foto: R. Serrale

La empresa pública Don Quijote de la Mancha acumuló entre 2005 y 2007 unas pérdidas que superaron los 64 millones de euros debido a que sus presupuestos se elaboraron anualmente «sin contar con una base cierta de cálculo, dado que los objetivos y las actuaciones previstas no quedan definidas con concreción». La explicación de este millonario desequilibrio consta en el informe definitivo de fiscalización elaborado por la Sindicatura de Cuentas y publicado el pasado mes de febrero.
Esta indefinición, resultado del modelo de funcionamiento de esta entidad pública, que fue disuelta por el Gobierno regional de María Dolores Cospedal a finales del año pasado, generó durante años un desfase en sus cuentas que sólo puede explicarse porque «sus directivos -según recoge la página 32 del informe del síndico- actuaban a impulsos, sin objetivos previos que cumplir ni directrices formales y sin entender de la existencia de un presupuesto de referencia».
Para cubrir las pérdidas que se generaron por un exceso de gasto derivado de que las «actuaciones se acometían a petición del administrador independientemente de la ejecución que se llevara del presupuesto aprobado», la Junta de Comunidades se vio obligada año tras años a aportar a final de cada ejercicio una ‘subvención de explotación’ que servía para equilibrar el resultado.
La utilización de esta práctica contable permitió que el balance de la empresa pública Don Quijote de la Mancha presentara a 31 de diciembre un resultado de explotación negativo de 101.324 euros, cuando realmente las pérdidas fueron de 13,5 millones de euros.
«De haberse registrado el importe de la subvención a la explotación destinado a cubrir el déficit de explotación que, según la memoria, ascendió a 13,45 millones de euros como aportación del socio como compensación de pérdidas, en atención a lo estipulado en el Plan General Contable al ser el socio quien subvenciona, dentro de la rúbrica de fondos propios observaríamos dos componentes: la pérdida del ejercicio de 13,51 millones de euros y la aportación del socio para la compensación de pérdidas por un importe de 13,45 millones de euros», explica la Sindicatura de Cuentas.
Una advertencia que no es nueva en este informe puesto que en años anteriores,  en la fiscalización de 2005 y 2006, aparece literalmente la misma advertencia contable, sin que se realizara nada por solventarla. En 2005, las pérdidas sumaron 36,39 millones y la compensación de la Junta 19,4 millones y en 2006 el agujero fue de 14,6 millones de euros y la aportación extra de la Junta de 12,5 millones de euros.

Más de 3 años de espera. El informe de la Sindicatura, que desde que la Intervención General de la Junta rindió cuentas ha tardado tres años y medio en elaborarse y emitirse, afirma en una de sus conclusiones «no se ha advertido infracciones, abusos o presuntas irregularidades» en la gestión. Sin embargo sus 53 páginas están llenas de apostillas que, cuando menos, afean el comportamiento de los directivos de una empresa que ha manejado fondos públicos.
Por ejemplo, llama la atención que el documento subraye en su página 38 que «aproximadamente el 50%del gasto realizado no guarda relación con el objeto social vigente en la empresa pública Don Quijote de la Mancha para el año 2007». Si el gasto total indicado por la Sindicatura ascendió en 2007 a 14,35 millones de euros se puede colegir que aproximadamente 7,17 millones de euros no guardan relación con el objeto social de la empresa
En este aspecto, el informe resalta  que de las 12 actividades más importantes por su cuantía presupuestaria ocho no guardan relación con el objeto social. Entre ellas menciona la participación en las películas ‘La conjura del Escorial’ y ‘Donkey Xote’ a las que se destinaron 542.000 euros y 1,33 millones de euros, respectivamente; los conciertos de Maná en Albacete (761.670 euros) o el de Miguel Bosé en Daimiel (244.862 euros); la exposición ‘Hispania Gothorum y su catálogo’, actividades a las que se fueron  1,26 millones de euros, el Festival Internacional de Almagro (214.274 euros), el Mundialito (150.949) o la IIfase de las obrad de adaptación del Convento de la Merced de Ciudad Real (921.457 euros).
«En exposiciones se emplearon 2,36 millones de euros, el 16,5% del gasto total; a la producción de películas se destinaron 1,87 millones de euros, el 13,1% del gasto y en conciertos se gastaron 1,69 millones de euros, el 11% del gasto», explica el documento de la Sindicatura que explica también que al mantenimiento de la ruta verde Don Quijote de la Mancha sólo consumió 1,3 millones, el 9,1% del gasto.