El mercadillo, fiel a su cita, pero al 30% de su aforo

L.T.
-

El tradicional mercadillo que se celebra cada mañana de los miércoles en el recinto ferial de la Alameda ha vuelto a desarrollarse esta semana, pero con nuevas restricciones de aforo a raíz de las últimas medidas sanitarias aprobadas

El mercadillo, fiel a su cita, pero al 30% de su aforo - Foto: Manu Reino

La evolución de la pandemia del coronavirus marca el desarrollo de toda la actividad, bien sea económica o social. Nada escapa a los protocolos que se van adaptando a la situación sanitaria en cada momento, como ha vuelto a suceder esta misma semana con nuevas restricciones en la provincia de Toledo.
Talavera ha vuelto a readaptarse para cumplir con lo exigido y una de las materias a las que ha tenido que hacer frente es una nueva reducción de aforos en instalaciones y celebraciones. Entre ellas figura la del tradicional mercadillo de los miércoles, que se lleva a cabo cada mañana de miércoles en el recinto ferial de la Alameda, donde se dan cita vendedores ambulantes y vecinos, muchos de ellos ya fieles y habituales a los productos que se compran en este mercado al aire libre.
Después de un tiempo sin poder desarrollarse a consecuencia de la declaración del estado de alarma, el pasado 27 de mayo el mercadillo de los miércoles volvía a la Alameda, donde ha ido ajustándose a las medidas de cada momento.
El mercadillo, fiel a su cita, pero al 30% de su aforoEl mercadillo, fiel a su cita, pero al 30% de su aforo - Foto: Manu ReinoHoy, tras la entrada en vigor de las nuevas restricciones por el aumento de casos en la provincia, los puestos han regresado con su oferta,  si bien lo han hecho con una reducción del aforo al 30 por ciento, tal y como recogen las últimas medidas sanitarias prescritas por el Gobierno regional.
Desde el Ayuntamiento de Talavera ya habían reducido el aforo al 50 por ciento, dando cumplimiento a las medidas del Ejecutivo autonómico, y ahora ha vuelto a hacer lo propio con el único afán de garantizar la salud y la seguridad entre la ciudadanía.
Para el desarrollo del mercadillo, además de esa reducción del aforo al 30 por ciento, se ha vigilado el cumplimiento de las medidas ya conocidas, como el uso de la mascarilla, la distancia social y el propio control de esos aforos, así como evitar aglomeraciones, tal como ha avanzado en nota de prensa el concejal responsable de Mercados, Roberto Gallegos.
El edil ha señalado que desde el Consistorio talaverano quieren «seguir la línea marcada por las autoridades sanitarias para evitar contagios y proteger a las personas en nuestra ciudad en cada acción que se lleve a cabo, al mismo tiempo que se mantiene la actividad en este mercadillo».