Los vehículos también se quedan en casa: el tráfico baja

S.L.H
-

La DGT ha anunciado que los trayectos por carretera han disminuido en más del 67%, aproximadamente, en accesos a ciudad y en los de largo recorrido.

El pasado jueves en Castilla-La Mancha se registró solo un 18,2 por ciento de movimientos por carretera. - Foto: Reyes Martínez

Con algo más de una semana cumplida tras la declaración del estado de alarma, ya empiezan a conocerse algunos de los efectos de las restricciones de circulación y movimiento así como de la colaboración de la ciudadanía, que permanece el mayor tiempo posible en sus casas, para evitar una propagación aún más rápida del Covid-19. 
Durante estos días, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha ido publicando los datos y la evolución referentes al número y volumen de desplazamientos por carretera, bien sean de acceso a las ciudades en horario de jornada laboral o de trayectos de largo recorrido como viajes a una segunda vivienda. Y las cifras son esperanzadoras en cuanto a cumplimiento de las directrices del Gobierno, que no son otras que limitar los movimientos y traslados y quedarse en casa.
El lunes siguiente a la declaración del estado de alarma ya se había reducido el total de los desplazamientos en un 46 por ciento, en comparación con lo que normalmente se registra. Esto se debe a un descenso de las idas y vueltas laborales ya que muchas empresas empezaron a funcionar con teletrabajo o incluso a cerrar temporalmente. La mitad de estos desplazamientos se registraron en Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana.
Pero el volumen total de trayectos por carretera ha seguido disminuyendo desde entonces y el pasado viernes alcanzó una diferencia de casi el 62 por ciento en comparación con un día laboral normal. En todo el país, independientemente de la zona, el tráfico descendió al menos en un 40%, siendo las regiones con más descenso Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia. 
Aun así y pese a la colaboración de gran parte de la ciudadanía, durante este fin de semana la DGT y la Guardia Civil han desplegado controles en carretera para evitar traslados de fin de semana a segundas residencias, ya que únicamente se puede coger el coche para realizar alguna de las actividades permitidas en el decreto del estado de alarma. 
 

El volumen de vehículos ha ido bajando. Por ejemplo, el pasado jueves, en Castilla-La Mancha se registró solo un 18,2 por ciento de movimientos por carretera, un 67,54 por ciento menos que otro jueves equivalente del año sin el estado de alarma decretado.
Del mismo modo, este porcentaje de vehículos fue un 21,40 por ciento menos que un día anterior, es decir, el miércoles 18  de marzo, lo que hace entender que los castellano-manchegos, según pasan los días de confinamiento, se conciencian más con las medidas aprobadas por el Gobierno para contener la expansión del Covid-19.