La Hostelería explota contra la Junta: «No les importamos»

Redacción
-

La AHT denuncia que «el caótico proceder de la Consejería de Sanidad paraliza la hostelería de Illescas, Yuncos, Seseña y Ugena» que ha llevado a cerrar hoy los bares y restaurantes si terrazas. «Qué hacemos con las bodas», se preguntan

El sector hostelero de la región se reunió esta semana con el presidente de la Junta, Emiliano García Page.

La Asociación de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT) ha criticado el «caótico proceder» de la Consejería de Sanidad, al establecer medidas especiales por la incidencia de la COVID-19 en Illescas, Ugena, Seseña y Yuncos porque va a «paralizar» la hostelería en estos lugares.
La asociación indica que los empresarios de hostelería «han amanecido hoy con un nuevo imprevisto en la gestión de sus negocios», después de que la Delegación Provincial de Sanidad de Toledo «acordaba ayer nuevas medidas frente al Covid-19 para las localidades de Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos, como antes lo había hecho con otras localidades y con la propia provincia en general».Y ha criticado que lo haya hecho «sin previo aviso, de la noche a la mañana, del viernes para el sábado y sin publicar la resolución en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha».
«No les importamos, no piensan en que los restaurantes tienen que cancelar todas las reservas que tengan para este mismo fin de semana, que los novios hayan de cancelar su boda, que los invitados se queden plantados con sus mejores galas» y considera que a la Junta «le resulta indiferente que los hosteleros hayan hecho acopio de provisiones para el fin de semana y ahora se «las tengan que comer».
Los hosteleros consideran que están al borde de la ruina.Los hosteleros consideran que están al borde de la ruina. - Foto: Ví­ctor BallesterosLa asociación recuerda que en estos cuatro municipios, y debido a un empeoramiento de la situación epidemiológica, se ha prohibido el servicio interior en los establecimientos de hostelería y restauración, tanto en barra como en mesa, al tiempo que, se permite el servicio en terraza, pero limitada al 50% del aforo permitido, así como el cierre de locales que no dispongan de terraza, durante 14 días.
Según la Asociación de Hostelería y Turismo, estas medidas «suponen de facto el cierre los bares, restaurantes y cafeterías que no dispongan de servicio de terraza durante los próximos 14 días, y obliga a la suspensión de todas aquellas bodas, comuniones y celebraciones que fueran a celebrarse en el interior de los establecimientos hosteleros».
Además, «y como viene siendo habitual, se recorta al 75% de su capacidad la contratación en hoteles, permitiendo el uso de sus zonas comunes al 50%», añaden.
En este sentido, confía que en que «todos los perjuicios que se viene causando a los hosteleros sean debidamente resarcidos y formen parte del plan de rescate que venimos demandando, pues, las restricciones de actividad que les están imponiendo son su ruina».
Asimismo, la Asociación de Hostelería y Turismo señala que no se encuentra en las resoluciones de la autoridad sanitaria «ni una sola referencia sobre cuál es la incidencia que tiene la actividad de los bares y restaurantes en la producción o extensión de los contagios por Covid-19».

Y ha añadido que «aunque a efectos meramente dialécticos aceptemos, que no lo aceptamos, que para salvaguardar la salud pública haya que imponer cada día más restricciones en la hostelería, ha de hacerse con más previsión, en coordinación con el sector y evitando causar tantos perjuicios.

Por otra parte, y como ya viene siendo habitual, ha adelantado que la Asociación de Hostelería y Turismo de Toledo interpondrá un recurso contra las medidas adoptadas por la Consejería de Sanidad al considerar nulas de pleno derecho las resoluciones que las acuerdan, así como que solicitará su inmediata suspensión mientras se tramita el procedimiento.