Angustia propone una «directiva de igualdad»

C.M
-
Angustia propone una «directiva de igualdad» - Foto: Sandra Muñoz

La candidata de Unidas Podemos a Europa denunció que en «hay 22 países en la UE donde las mujeres no pueden decidir sobre su cuerpo y donde las personas trans son esterilizadas a la fuerza»

Estuvo en Toledo la dirigente federal de Izquierda Unida y candidata de Unidas Podemos Cambiar Europa, Vanessa Angustia, para radiografiar la realidad de un colectivo que «nos hemos caracterizado por luchar unidos en torno a la defensa de nuestros derechos» teniendo en cuenta la necesidad de «realizar una reflexión y un análisis crítico de la situación en el marco europeo» bajo la premisa, claro está, de «garantizar la igualdad de derechos».
Por ello, y participando en la jornada que sobre estas situaciones se celebró en la ciudad, explicitó los problemas cotidianos a los que se enfrentan las personas Lgtbi no sólo en el ámbito europeo sino también en el nacional. No en vano, alertó de la «preocupación» de que España, por primera vez, «abandona los 10 primeros puestos en igualdad para las personas Lgtbi». Ante este más que evidente retroceso social, Vanessa Angustia lanzó una pregunta «a los gobiernos tradicionales -PSOE y PP- que se traslada a Europa» sobre «cuándo, por fin, van a empezar a preocuparse por la igualdad efectiva de todas las personas en este país».
Y lo hizo denotando que desde su formación van «más allá» porque mientras «nos intentan convencer de que existe un conflicto entre nacionalidades en el seno de la Unión Europea, la realidad es que el único conflicto es de clases», razón por la que «las políticas antisociales europeas afectan», sobre todo, «en cómo nos perjudican las élites en esta garantía».
Porque, denunció, «hay 22 países en la Unión Europea donde las mujeres no pueden decidir sobre su propio cuerpo» y donde «las personas trans son sometidas a esterilizaciones forzosas para no poder ser lo que son» negando, así, «ese derecho a ser».
Así, la candidata de Unidas Podemos Cambiar Europa propuso «una directiva, un plan de igualdad que garantice los mismos derechos a todas las personas», garantías que tienen que ver con «la decisión sobre nuestros propios cuerpos» y sobre la igualdad, por ejemplo, «de las mujeres lesbianas o bisexuales a los tratamientos públicos de reproducción asistida».
Por si la discriminación y las señales no fueran suficientes, Angustia no perdió de vista «lo que es más grave» aludiendo «al avance de la extrema derecha» que «nos agrede directamente, nos señala, acosa y amenaza». Y es que, «nunca se garantizará un espacio de igualdad si nuestros derechos no están cubiertos». Por ello, solicitan «un compromiso firme para impulsar leyes efectivas que garanticen nuestros derechos» y que «nos permitan poder vivir con plena igualdad de derechos».
Por su parte, Inés Gómez Escamilla, responsable del área LGTBI de IU Castilla-La Mancha, advirtió de que en la región son «muy necesarias las políticas hacia el colectivo Lgtbi» porque no existe una ley autonómica para defender las libertades y la igualdad del colectivo, y las políticas relativas a este ámbito no son «muy funcionales».
En este punto, conviene  atender a los datos ofrecidos por el fiscal superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, sobre el «inquietante ascenso, un 17%» que experimentaron de nuevo, en 2018, los delitos contra la libertad sexual en la región. Una subida en términos generales en la región, que «se suma al que ya se registró, en proporciones idénticas en 2017, lo que hace que la cifra sea más preocupante todavía».