«El Eje de los Museos de Madrid llega hoy hasta Toledo»

A.D.M.
-

El director artístico de la Colección Polo, Rafael Sierra, asocia la nueva colección al Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía. El resultado será gratuito hasta el próximo domingo

«El Eje de los Museos de Madrid llega hoy hasta Toledo» - Foto: Yolanda Lancha

Rafael Sierra, director artístico de la Colección Polo -a la que sus responsables han denominado centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha (CORPO)-, aspira a convertir el antiguo convento de Santa Fe en «la prolongación, a través del AVE, del eje cultural que comienza e el paseo de Recoletos y que abarca al Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía». Cuenta para ello con una colección de renombre, uno de los mejores conjuntos histórico-arqueológicos de Castilla-La Mancha -cuna del rey Alfonso X el Sabio- y un montaje equilibrado y atractivo, espléndidamente iluminado, que potencia obras de los siglos XIX al XXI sin necesidad de desdibujar la personalidad de este viejo referente santiaguista.
Así, el Arco de Pavones y las sepulturas de las prioras conviven con pintores simbolistas de la talla de Gustave Moreau y de Xavier Mellery, retratista de las comunidades de místicas beguinas que hasta hace escasos años perduraban aún en un Flandes que, al igual que Toledo, va quedando vacío de conventos. El montaje de la crujía inferior perpendicular al Miradero reúne pinturas de corrientes como el simbolismo y el cromodivisionismo. Conjugan estas estancias una amortiguada luz artificial -poco contrastada, contrariamente a una tendencia que viene siendo ya demasiado habitual en el panorama expositivo- con la excelente iluminación natural del edificio. Asimismo, por ellas se reparten artes plásticas y artes decorativas, con especial atención al diseño industrial (que no podemos dejar de destacar el año en que se cumple un siglo de La Bauhaus).
Salas aparte, tanto en la primera como en la segunda planta del edificio -donde sería de destacar una monográfica dedicada al Surrealismo, con referentes como Max Ernst- es posible destacar un buen conjunto de espacios singulares, entre ellos la antigua iglesia conventual, empleada como salón de actos durante estos últimos años. Acoge ahora un enorme Cristo contemporáneo del napolitano Nino Longobardi y una instalación de Maria Roosen protagonizada por un enorme rosario sobre una talla propiedad del Museo de Santa Cruz.
Entre todos ellos, el mayor protagonismo lo concentra la capilla de Belén, uno de los espacios más importantes no solo del Toledo musulmán, sino del arte andalusí en su conjunto, la cual puede contemplarse también merced a un espejo instalado bajo sus nervaduras. Hacía dos décadas que este espacio -aún en proceso de restauración- permanecía cerrado a las visitas. Otros, como la escalera barroca que articulaba antiguamente los dos claustros del antiguo convento (de los que solamente se ha conservado uno), magnífico ejemplo de barroco clasicista, son mucho más desconocidos.
Patronato. La Colección Polo fue presentada ayer a los medios poco después de celebrar la primera reunión de su patronato, a la que se incorporaron por primera vez todos sus miembros internacionales a excepción de Michel Draguet, director general de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica. Sí asistieron el arquitecto y estudioso de la arquitectura Sergei Tchoban; Thomas Föhl, director de la Fundación Clásica de Weimar, y Daniel Alcouffe, conservador general honorario del Museo del Louvre, que a sus casi ochenta años visitó con entusiasmo hasta la última sala de la exposición temporal, dedicada a Werner Mannaers e instalada en el crucero alto del antiguo Hospital de Santa Cruz.
«Santa Fe es un órgano vivo y seguirá desarrollándose», manifestó Roberto Polo durante la presentación del conjunto, que ya desde antes de su apertura cuenta con la bendición de Sotheby’s y que en un futuro dirigirá su mirada hacia otros espacios de Toledo, entre ellos, previsiblemente -según comentó Rafael Sierra durante su visita con los medios de comunicación-, alguno de los conventos de la ciudad sin presencia de comunidades religiosas.
La Colección Polo, que según el consejero de Educación y Cultura de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, «se incorporará pronto al imaginario colectivo de la región y de toda España», abrirá hoy sus puertas a guías, agentes culturales e instituciones. El viernes será dada a conocer a turoperadores, blogueros y otros especialistas de la difusión. ‘La Colmena’, el espacio cultural diario de Radio Castilla-La Mancha, por otra parte, se emitirá ese día desde el interior de Santa Fe.
La visita a este espacio, lo mismo que al crucero superior de Santa Cruz, será gratuita hasta el próximo domingo, de 10,00 a 18,00 horas (el domingo, solo hasta las 15,00). Posteriormente, el precio de la entrada será de 8 euros (entrada reducida, la mitad).