Premio Extraordinario de Bachillerato para alumno talaverano

Lola Morán Fdez.
-

El talaverano Rubén Jiménez cursa ahora Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid y ha sido distinguido con uno de los 15 Premios de CLM

Premio Extraordinario de Bachillerato para alumno talaverano

El talaverano Rubén Jiménez ha sido distinguido con uno de los 15 Premios Extraordinarios de Bachillerato de Castilla-La Mancha correspondientes al año académico 2018-2019. Jiménez, en la actualidad estudiante de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid, cursó los estudios de Secundaria y Bachillerato en el Instituto de Educación Secundaria ‘Puerta de Cuartos’ de Talavera, donde se matriculó tras cursar Infantil y Primaria en el colegio Adalid Meneses.
En el IES ‘Puerta de Cuartos’, donde se decantó por la rama de Ciencias de la Salud, fue donde cosechó los resultados que le han llevado a lograr este Premio Extraordinario de Bachillerato. Como explicó a La Tribuna, fueron sus profesores quienes le plantearon la posibilidad de concurrir a este premio, para lo que es preciso contar con una nota media de 8,75 en Bachillerato. Jiménez cumplía este requisito con creces, con una media de 9,35.
Animado también por su familia, Jiménez se presentó a una prueba presencial en Toledo para poder estar entre los galardonados. Allí se enfrentó a un comentario de texto, una prueba de idiomas -en su caso inglés- y a otra de una asignatura troncal de Bachillerato, donde se decantó por Química. Obtuvo un 7, 8 y 9,75 puntos respectivamente, situándose en quinta posición entre todos los alumnos. En concreto, fueron alrededor de 140 los estudiantes que se presentaron a esta prueba, que culminó con los 15 ganadores.
Él será además, este viernes en una gala que tendrá lugar en el Taller del Moro en Toledo, el que intervenga junto a otra de las premiadas para, en nombre de los galardonados, contar su experiencia. «A nivel personal supone muchísimo que te reconozcan el trabajo desde la Junta, más que a nivel económico, que no me repercute al no estudiar ahora en un centro de Castilla-La Mancha, pero la anotación en el expediente y el poder hablar en nombre del resto de estudiantes me parece bonito», trasladó.
Este estudiante talaverano aprovechó la concesión de este premio para reivindicar la educación pública de calidad «como un valor propio de las sociedades avanzadas». Para él, «sin educación pública, gratuita y con profesores altamente cualificados, personas sin los recursos suficientes para costearse otro modelo educativo se ven obligados a dejar de estudiar y de aprender».
Además, este estudiante talaverano lamentó que Talavera «solo existe cuando hay premios puntuales o menciones», abogando por que la ciudad «no puede caer en el olvido», criticando que «es menospreciada y no tomada en cuenta desde los gobiernos». «No solo existe Toledo con su Alcázar, los talaveranos también existimos y podemos llegar lejos si se nos dan los medios», dijo.