Page no descarta un ferial urbano en el eje Bisagra-Plaza de Toros

Susana Jiménez/Toledo
-

Asegura que «psicológicamente» no renuncia a esta idea y advierte de la complejidad de abordar una operación urbanística y financiera para su traslado al entorno de Huerta del Rey

Convertir el Paseo de la Vega y el eje Puerta de Bisagra-Plaza de Toros en un recinto ferial urbano es una opción que «psicológicamente» aún no ha descartado el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page.
Así lo aseguraba ayer durante la presentación del proyecto de construcción de una rotonda en la intersección de Cardenal Tavera con Duque de Lerma, dejando sobre la mesa esta «pista provocadora», como él mismo la calificó, que bien podría entenderse como un aviso a navegantes.
Y es que como recordó el alcalde el traslado del recinto ferial al entorno de Safont y Huerta del Rey podría haber culminado «si la crisis no hubiera paralizado por completo» los desarrollos urbanos previstos, como el de la Peraleda, que afecta al ferial.
Un traslado que es «un proyecto de fondo», tanto suyo como alcalde como de la Corporación municipal en su conjunto, el cual se mostraba convencido que asumirá la ciudad «sea como sea el futuro». Así se dotaría a Toledo de «un espacio verde, organizado y sencillo», sin impacto visual, y al mismo tiempo «estaría comunicada toda la ciudad, tanto por el remonte peatonal como por líneas de tráfico».
Una idea que tiene clara, destacaba García-Page, pero  al mismo tiempo alertaba de que sería «más fácil» cerrar la Peraleda, «que hacer una operación urbanística y financiera que suponga el traslado del recinto ferial, lo cual «hubiera llevado un tiempo».
De ahí que esta idea que aún no descarta el regidor toledano, y que apuntaba, probablemente con el tiempo y «desde otra perspectiva» haya que seguir barajando, sea la de retomar el proyecto de construcción de un recinto ferial urbano, convirtiendo así el eje entre Bisagra y la plaza de Toros en «semipeatonal». Un carácter que se le podría dar «los domingos y los días de fiesta», planteaba.

«Muy valorada». García-Page reconocía que quizás esta propuesta tiene «su polémica y su parte de dificultad», pero aseguraba que es «lo que estaríamos haciendo si se hubieran seguido los ritmos del traslado de la Peraleda».
En este proceso y «como paso intermedio», esta nueva ubicación habría sido «muy valorada por la opinión pública», puesto que según el regidor toledano, los ciudadanos «no han olvidado ese aspecto».
El alcalde apuntaba que la considerable reducción de tráfico que se ha producido en Toledo, su agilidad los fines de semana, «nos hacen rondar en la cabeza» un proyecto de «revitalización» del entorno de la Vega, que pasaría «por la ocupación de uso de ocio, cultural y deportivo incluso», del eje entre la Puerta de Bisagra y la Plaza de Toros.
Un proyecto importante «por lo que puede suponer», destacaba Emiliano García-Page, y sobre todo porque podría afrontarse al haber quedado resuelto «el nudo más conflictivo de tráfico» de la ciudad.
El alcalde dejaba así sobre la mesa esta propuesta de recinto ferial urbano, bien como paso intermedio a su ubicación definitiva en Huerta del Rey, bien como destino permanente.