La Fundación Carmen Arnau dedicará dos jornadas a Kazajstán

J. M. / Toledo
-
La Fundación Carmen Arnau dedicará dos jornadas a Kazajstán - Foto: Yolanda Lancha

Cuatro especialistas detallarán el 26 en Polán la riqueza antropológica del país. Y al día siguiente, habrá una muestra del folclore en Las Ventas con Peña Aguilera

Kazajstán trepaba hace un mes a los titulares de los periódicos españoles por la decisión de rebautizar la capital de Astaná a Nursultán, en honor del expresidente de las últimas tres décadas. Pero esta antigua república soviética, que mulitiplica por cinco la superficie de España y alberga a más de 17 millones de personas, suena poco en la Península Ibérica. Casi nada. Por eso llama más la atención que dos poblaciones de la comarca de los Montes de Toledo celebren los días 26 y 27 de este mes unas jornadas dedicadas a la cultura de este país con entrada gratuita.
La explicación se debe a la Fundación Carmen Arnau Muro, dirigida por la antropóloga del mismo nombre que dedica su vida al estudio y difusión de la cultura de los pueblos de Siberia y Asia Central. Esta mujer ha viajado 19 veces a la región rusa de Siberia y en los últimos años ha visitado en cinco ocasiones Kazajstán. Precisamente, será el destino de su próxima expedición, prevista para este próximo verano, en la que estará acompañada durante dos semanas por seis vecinos de la provincia intrigados en conocer más de este país.
Mientras, Carmen Arnau dedica su tiempo y su dinero a la organización de estas dos jornadas de divulgación en la sede de la Fundación Carmen Arnau Muro, en Polán, y en el Etnomuseo privado que levantó hace años en el término municipal de Las Ventas con Peña Aguilera.
La primera está prevista para el día 26, entre las 10 y las 14 horas, en la sede de la Fundación Carmen Arnau Muro, con la presencia de cuatro especialistas de la Universidad de Kazajstán que abordarán el carácter antropológico de este país, así como las costumbres, el arte y la música, según explicó a este diario la propia Carmen Arnau, quien recalcó que habrá una traductora del ruso para que el público pueda entender el contenido de la charla. «Será muy interesante. Kazajstán tiene una riqueza cultural muy importante», apunta y recalca que se podrán ver tejidos y tapices tradicionales.
La fundación tiene como objetivo principal dar a conocer la forma de vida de los pueblos siberianos, habitantes de la estepa, la taiga, la tundra, las zonas árticas o alpinas, en donde viven pueblos cazadores, recolectores que tienen todavía ancenstrales tradiciones nómadas, seminómadas, o que han sido sedentarizados, y que conservan su sistema de creencias basado en el animismo y chamanismo siberiano con influencias cristianas, budistas o islámicas, según las zonas. Además de las culturas correspondientes a Asia Central: Kazajstán, kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán. Y prosigue:«Creemos que la fundación con su labor, contribuye a mantener y dar a conocer el abundante patrimonio cultural de la humanidad, y promueve la interculturalidad a través del conocimiento de estos pueblos siberianos y de Asia Central, contrarrestando los aspectos uniformadores de la globalización».
Como parte de esta base de la fundación, organiza encuentros interculturales como el que está previsto al día siguiente en el ‘Etnomuseo privado de los pueblos de Siberia y Asia Central’, en Las Ventas con Peña Aguilera.
encuentro intercultural. Carmen Arnau, que ha publicado numerosos libros sobre esta parte del mundo, espera unos 300 espectadores en esta jornada muy centrada en la música, puesto que a las 16,30 horas comenzará la ronda de actuaciones, con la participación de Bayarma, Zholaushy Turdugulov, el toledano Carlos Ramírez y la Banda de Música de Las Ventas con Peña Aguilera. Todo costeado por la propia antropóloga, que lleva un año de preparativos.
El público interesado puede asistir desde las 11 de la mañana al ‘Etnomuseo privado de los pueblos de Siberia y Asia Central’ porque se colocarán también exposiciones de fotografías que informarán sobre la riqueza de la cultura de Kazajstán. Por lo tanto, se trata de una exótica propuesta para pasar un fin de semana en la comarca de los Montes de Toledo.