El pago a proveedores pasa de los 4 a los 44 días

Leticia G. Colao
-
El pago a proveedores pasa de los 4 a los 44 días

Las arcas municipales ingresan ahora en abril el impuesto de Vehículos y en breve recogerán la tasa de Basuras, por lo que volverán a reducir el periodo de pago por debajo de los 30 días

De 4,8 días en  diciembre a 44,6 en febrero es el balance de las dos últimas mensualidades del periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento talaverano, todo por la falta de ingresos fiscales desde el pasado agosto. Así lo ha justificado a La Tribuna el concejal de Economía y Hacienda, Arturo Castillo, quien defendió el trabajo y esfuerzo de los servicios de Tesorería e Intervención para «estirar» estos meses sin ingresos en las arcas municipales.
Estos números se resumen en que, en el mes de diciembre, el Ayuntamiento pagaba a sus proveedores en cuatro días después de los 30 obligados para los trámites administrativos, mientras que en febrero lo hizo en 44, superando el mes establecido como límite por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. El mes de enero, entre medias, se quedó en 29,9 días.
Castillo asegura que el Ayuntamiento tiene unos gastos mensuales que rondan los cuatro millones de euros. Únicamente en el pago de nóminas, Seguridad Social e IRPF de sus más de 700 trabajadores, se dedican 2,2 millones. A esto hay que añadir el millón o millón y medio que se destina al pago de proveedores, a lo que se suman los pagos habituales de cada administración.
El concejal explica que desde el mes de agosto, que se cobra el Impuesto de Bienes Inmuebles, hasta marzo, el Ayuntamiento no recibe ningún ingreso en forma de impuestos municipales, por lo que las arcas arrastran un problema que se hace visible a principios de año. En diciembre, además, el Ayuntamiento debe hacer frente a la paga extra de sus trabajadores, indica Castillo.
Ahora, en el mes de abril, comienza a cobrarse el Impuesto de Vehículos, y entre abril y mayo la tasa de Basuras, lo que ayudará a mejorar las cuentas locales reduciendo a la vez el periodo de pago a los abastecedores.
No tienen nada que ver, indica el responsable municipal de Hacienda, las facturas impagadas de 220.000 euros entre 2015 y 201. En este caso, son facturas «que no están conformes por diferentes motivos y hasta que no lo diga el técnico, no se hará», explica.
También se ha incrementado el plazo de pago en los dos primeros meses de este ejercicio porque son los que recogen las cuentas impagadas de finales de año, cuando se está cerrando el ejercicio económico de 2018 y el trabajo en el Ayuntamiento va más lento.
Con todo, se trata del periodo más extenso desde que se realiza este tipo de informes ya que normalmente este plazo no pasa de los 30 días y en los últimos meses, además, se movía en números muy bajos que rondaban los 10 o 15 días, como máximo. Curiosamente, el pasado mes de diciembre fue el que menos periodo medio de pago registró con tan sólo 4,84 jornadas.