«La restauración de la Sala Capitular replantea a Borgoña»

A.D.M.
-
«La restauración de la Sala Capitular replantea a Borgoña» - Foto: David Pérez

El empleo de la técnica del temple, en lugar del fresco, restringe la hipótesis de que este artista hubiera recibido formación técnica en Italia, algo en lo que hasta la fecha coincidían especialistas como Palma Martínez-Burgos

«Ha sido una verdadera sorpresa conocer, después de su reciente restauración, que las pinturas de la Sala Capitular de la Catedral de Toledo no fueron realizadas por Juan de Borgoña mediante la técnica del fresco, ya que esto nos hace replantearnos a los historiadores una formación de carácter italiano sobre la que hasta ahora no había duda». Palma Martínez-Burgos, profesora titular de Historia del Arte en la Universidad de Castilla-La Mancha, reconoció estar a la espera de que se hagan públicos los informes de restauración de este espacio durante su conferencia Cisneros, reformador espiritual y promotor artístico, que tuvo lugar dentro del curso ‘Los Lunes al Sol’, que organiza cada año el Museo Sefardí en colaboración con la Real Fundación de Toledo.
Martínez-Burgos, quien explicó la particularidad del fresco y sus orígenes netamente italianos (que habían permitido a los investigadores especular con una posible estancia de este artista en Italia), repasó las principales actuaciones artísticas impulsadas por Cisneros, trabajos en manos de artistas como Pedro Berruguete, cuya labor reivindicó. Tras recorrer el conjunto de escenas de la Sala Capitular, la historiadora del arte centró su atención en la antesala de este espacio, ornamentada con representaciones vegetales a las que se han dado diferentes paralelismos, desde las pinturas de Ghirlandaio en la iglesia florentina de Ognissanti hasta la Sala delle Asse del Castillo Sforzesco de Milán, que realizó Leonardo da Vinci.
«A diferencia de la Sala Capitular, la antesala no ha sido restaurada. Ojalá no tarde en hacerse: en este caso, sería interesante que se retiraran los grandes armarios del siglo XVII que tapan las paredes, además, porque así tendríamos acceso a una visión integral de este espacio».
Las mismas hipótesis que ha planteado la restauración de la Sala Capitular sobrevuelan también sobre la actuación de Juan de Borgoña en la Capilla Mozárabe, lo que no merma su importancia desde el punto de vista iconográfico y narrativo, al mostrar el éxito de la campaña de Orán en 1509.
La VIII edición del curso ‘Los Lunes al Sol’ continuará el próximo 6 de mayo con la conferencia ‘Toledo entre Bécquer y Galdós. La afanosa modernización de una vetusta ciudad (1868-1920)’, por el historiador Fernando Martínez Gil.