Sandra Sánchez a la conquista de su quinto cetro europeo

Europa Press
-
Sandra Sánchez es la gran favorito al oro en kata individual femenina. - Foto: Manu Reino

La karateca talaverana, campeona del mundo y número 1 del Ranking, tendrá en Bottaro a su principal rival; Raúl Cuerva cuenta con opciones en kumite individual (-67 kilos) y por equipos

Sandra Sánchez y Raúl Cuerva serán los representantes talaveranos en el equipo nacional que desde hoy, y hasta el domingo afronta el Campeonato de Europa de Guadalajara donde el karate español tendrá un valioso examen a poco más de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 cuando defienda su estatus de potencia a nivel continental.
Apenas cuatro meses después de que Madrid albergase el Mundial, España vuelve a ser el centro de una gran competición internacional en un momento en el que el kárate pelea por avivar un sueño olímpico del que se ha visto despertado sin ni siquiera hacer su debut en la capital nipona.
París 2024 le ha quitado de su programa para meter al ‘breakdance’, una decisión, que aunque aún debe ser ratificada por el COI que ha provocado una ola de críticas por parte del deporte damnificado, que busca todos los apoyos posibles para no quedarse fuera.
Ahora le tocará a la afición española el volver a mostrar la fuerza del kárate, como ya hiciese en el WiZink Center, donde la selección española brilló con seis medallas, mismo botín que consiguió hace un año en el Europeo y que espera mejorar ostensiblemente aprovechando su condición de anfitriona.
El equipo volverá a estar liderado por Sandra Sánchez y Damián Quintero, que defenderán sus títulos continentales de 2018. La deportista talaverana se presentará con el favoritismo que le da el ser la actual campeona del mundo de esta modalidad y de ser la número uno del ranking de la Federación Mundial. Sánchez peleará por su quinto oro consecutivo y la italiana Viviana Bottaro, bronce el WiZink Center, se perfila como su principal rival.
Precisamente, Sandra Sánchez se ha mostrado «muy optimista» con la posibilidad de que el kárate esté en París 2024, después de haber logrado en su carrera cosas que le dijeron que eran «imposibles», mientras que se aparca de cualquier favoritismo total para lograr su quinto título europeo seguido en Guadalajara porque «se empieza de cero y cualquier desequilibrio» puede ser clave.
La karateca de Talavera cree que esta situación ha sido «injusta», ya que no han podido demostrar lo que pueden «llegar a hacer». «Nuestro campeonato más importante fue el Mundial y fue un éxito, todas las noticias que nos daban eran positivas... Ha sido como: ‘¿Qué ha pasado?’ Hay algo que nos perdemos. Estamos con esas ganas de decir ‘Mirad de lo que somos capaces, esto gusta y somos capaces de hacer algo grande’», expresó.
«Te da rabia, desilusión y ese punto de no es justo porque lo estamos haciendo bien y han dicho que todo estaba bien. Y más cuando no te dan ninguna explicación», explicó Sandra Sánchez cómo se tomaron la noticia de que no estaría en el programa de París 2024.
La talaverana, como una de las portavoces del mundo del kárate, insiste en que su deporte cumplía «todos los requisitos que se exigían» y advirtió que no consiste en echar a unos y coger a otros. Apoya que los deportistas se hagan «oír en las redes sociales», pero que lo esencial es que haya un «movimiento desde arriba» que les eche una mano «a coordinar». «Si desde la Federación Mundial se hace una estrategia y todos remamos hacia la misma dirección se nos escuchará mas que voces independientes», pidió para lograr darle la vuelta a esa decisión.
«Esto ha sido más del Comité Organizador de París 2024 porque a nivel mundial, después de esta decisión, yo he sentido mucho apoyo de los medios de comunicación y de personas fuera del ámbito del kárate, que entienden que es un deporte de siempre y se merece estar ahí. Ese sentimiento es global y ha sido más de un pequeño grupo con demasiado poder, que un sentimiento general», subrayó Sánchez.
Pero antes de los Juegos de París, llegarán los de Tokio 2020. «Después de ganar el Mundial decía ‘Ya tengo un dedito en Tokio’ y si lo sigo haciendo bien pues ya tengo dos, vamos poco a poco», afirmó.
Aunque lo único que tiene en mente ahora la karateka española es el Europeo de Guadalajara, al que llega con «mucha ilusión y con muchas ganas». «Me gusta competir en Guadalajara porque el primer Campeonato de España lo gané aquí, en 2015, y fue cuando empezó toda esta bola de nieve. Me gusta volver aquí y que me esté jugando la posibilidad de ganar mi quinto título europeo», agregó.
Por otro lado, en kumite también habrá grandes posibilidades talaveranas. Raúl Cuerva tiene sus opciones a nivel individual en -67 kilos y del equipo que defiende la plata europea del año pasado.