Ayuntamiento y Junta 'se pelean' por Santa Bárbara

IG Villota
-
Ayuntamiento y Junta ‘se pelean’ por Santa Bárbara - Foto: David Pérez

El Consistorio gira un recibo en concepto de tasas por tramitar la rehabilitación de la licencia para terminar el centro de salud de Santa Bárara, toda vez que la inicial había caducado. El Gobierno regional replica que el permiso estaba vigente


El Ayuntamiento de Toledo y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no se ponen de acuerdo una vez más con una cuestión de dinero. Se están ‘peleando’ por el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) del centro de salud de Santa Bárbara. La primera institución reclama a la segunda una cantidad en concepto de tasas por tramitar la rehabilitación de la licencia para terminar el edificio, paralizado la pasada legislatura, toda vez que el permiso inicia, de 2011,  había caducado, y la segunda administración hace oídos sordos para evitar el pago y replica que el anterior permiso estaba vigente.
De esta manera intenta ahorrarse unos 12.000 euros. Esta disputa aparece contemplada en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Toledo del 13 de febrero de 2019, presidida por la alcaldesa, Milagros Tolón.
Los antecentes, reflejados en el documento, se remontan al 23 de octubre de 2018, cuando el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), solicitó la rehabilitación de la licencia de obras para la construcción del centro de salud de Santa Bárbara.
El Sescam también solicita la devolución de ingresos «indebidos» al considerar que la cantidad ingresada en su día por la empresa Seranco, la constructora del edificio, en concepto de ICIO fue mayor que  lo que debería, atendiendo a la rehabilitación de la licencia de obras, puesto que el presupuesto global de las obras se ha rebajado respecto al inicial. No en vano, el ICIO se cobra en función del presupuesto global de la obra.
Los servicios técnicos municipales emitieron un informe favorable a la rehabilitación de la licencia dado que el edificio planteado por el Sescam «cumple» la normativa urbanística.
El 7 de noviembre de 2018 la Junta de Gobierno local autorizó la rehabilitación de la licencia. Los servicios técnicos municipales reconocen, el 29 de novimebre,  la cantidad a devolver del ICIO (unos 9.000 euros) al haberse rebajado el presupuesto global de la obra pero gira un recibo de 17.000 euros en concepto de «tasas de tramitación del procedimiento».
Es el 5 de diciembre cuando el Sescam se opone a pagar esa tasa, según consta en el acuerdo de la Junta de Gobierno Local, argumentando que la licencia de obras inicial, de septiembre de 2011, «sigue vigente al no haberse notificado por el Ayuntamiento ninguna declaración de caducidad».
El 19 de diciembre, la empresa Seranco manifiesta su disconformidad con la liquidación de 17.000 euros respecto a la tasa de tramitación del procedimiento y considera que la cantidad debe rondar los 12.000 euros «al no haberse tenido en cuenta el importe objeto de obra ya ejecutado». El Ayuntamiento reconoce que la cantidad a abonar a las arcas municipales es más próxima a esos 12.000 euros.
la obra. Fue el pasado 8 de noviembre, un día después de aprobar la Junta de Gobierno la rehabilitación de la licencia de obras, cuando el presidente regional, Emiliano García-Page; el presidente de la Diputación provincial, Álvaro Gutiérrez y la alcaldesa, Milagros Tolón, visitaban las obras del nuevo centro de salud de Santa Bárbara, que se reanudaban tras varios años paralizadas. Durante la visita, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, anunció que las obras tendrán un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que debería estar para agosto, y un presupuesto de algo más de 3,2 millones de euros, contará con un gabinete de odontología.