Berlanga, en la diana

J. M. Loeches
-

Un sector de la afición reclama la salida del máximo accionista del CD Toledo en Twitter. Con la etiqueta #BerlangaVeteYa incluyen una lista amplia de reproches

Berlanga, en la diana - Foto: ï»David Pérez

El empate ante el Manchego terminó con la paciencia de un sector de la afición del CD Toledo, al menos el usuario de las redes sociales, y más concretamente el de Twitter. La etiqueta #BerlangaVeteYa se ha repetido en más de seis mil ocasiones hasta hoy para reprochar al máximo accionista sus imperfecciones desde que compró su parte del club. O, por lo menos, las más recientes en el tiempo, que han impedido pelear el campeonato liguero del Grupo XVIII de Tercera División.
Desde ese 0-0, el dirigente mexicano se ha situado en la diana, y por diferentes argumentos, aunque todos confluyen en uno: pedir su salida inmediata del CD Toledo.
El primer reproche es el de no dar la cara, no hablar y no ofrecer explicaciones nunca, solamente en contadas excepciones. Se le recuerda su proyecto a siete años y se le exige información económicamente de la entidad. En este sentido, también se le insta a que pague unos atrasos a la plantilla y cuerpo técnico que se desconocen si son reales, porque la última vez que se planteó esta idea, Manu Calleja la negó en rotundo.
Por lo demás, otro argumento sostenido por algunos aficionados está destinado a no querer subir, de ahí que se acumulen decepciones tras decepciones. Traen a colación las carencias de la plantilla de la pasada temporada, después del sonado descenso de categoría en pleno 90 aniversario, y la incapacidad para reforzar la actual si es verdad que el objetivo era luchar por el primer puesto de la tabla.
En este sentido, todavía colea un mercado invernal del que se tiene la percepción que ha servido para debilitar el vestuario. No entienden que el ahorro que supone la ficha de Álex Cortell, el mejor pagado, no se haya invertido en traer otro delantero, en lugar deChico Díaz, o en cubrir la salida de Álex Alonso, que había dejado libre una ficha sénior.
Dentro de esa gestión que se considera nefasta, también entra su llamado ‘modelo de negocio’, con el que se no se está muy de acuerdo entre la hinchada. Reconocen una mala inversión y que es imposible vender el club por el dinero que se pide, en torno a dos millones de euros. Sin hablar, por supuesto, de los fichajes de sus compatriotas, que le reportan un dinero cada vez que disputan minutos con la camiseta verde.
En resumen, se tiene la sensación de que no cumple con sus obligaciones y que ha engañado a los aficionados, que han estallado ahora que deportivamente no se atraviesa el mejor momento de la temporada, al menos en cuanto a resultados. «Esto no es el FIFA». «Si te piensas que el Toledo es un juguete, te equivocas». «Muerte al fútbol-negocio». «La afición no se merece tener un dueño dictador». «Vete a joder a otro club». «Fuera de nuestro fútbol los que juegan con nuestro sentimiento». «La afición del Toledo es fría, pero cuando le tocan los cojones, arde por su equipo».
Son algunos ejemplos del sentir de una afición hastiada y nerviosa que ha pintado la situación como crítica e insostenible. Y se piensa algún tipo de protesta para el siguiente partido en casa.