«Que se metan conmigo, pero con los chavales a muerte»

R. J. F.
-

El entrenador del CD Toledo pide el respaldo total de la afición a sus jugadores en el duelo de este domingo en casa ante el Guadalajara

«No hay nadie en Toledo que tenga más ganas de ganar el domingo que yo», dijo Calleja. - Foto: Yolanda Redondo

El entrenador del CD Toledo, Manu Calleja, declaró en la rueda de prensa de cada viernes que «estamos en una situación en la que tenemos que forzar todos porque nos jugamos la vida». Y es que al referirse a los efectivos disponibles, declaró que «si nos miramos a la cara, nos lesionamos; estamos muy cortos de plantilla». De todos modos, explicó que habrá que esperar a la evolución de los tocados para decidir este sábado si entran o no en la convocatoria.
Por ahora el único descartado es el delantero Rubén Moreno, .Por lo demás, «ojalá el resto pudiera entrar»; los más que dudosos son Titi y Chico Díaz, junto a las sobrecargas de varios jugadores. Ante esta situación, la solución será, según el técnico, «jugar con pequeñitos a los espacios, con gente de segunda línea que llegue, con un 9 de referencia que pueda ser una opción... Es que es un trabajo que llevamos preparando toda la semana variando futbolistas, pero que lo importante sea que el balón llegue ahí y que el número de futbolistas en situación de remate no sea uno o dos, sino más, que es lo que nos está faltando en las últimas jornadas». Por descontado el preparador está incidiendo «en todo el aspecto de la definición».
Ésta es la situación del conjunto verde para recibir este domingo, a partir de las 17,00 horas, a un Guadalajara adversario directo en la lucha por disputar el ascenso a Segunda B. Un encuentro en el que los toledanos confían en romper con una victoria la racha de empates que les ha llevado a salir de las plazas de privilegio. Está claro que «no hay nadie con más ganas de ganar que los futbolistas y el cuerpo técnico». Es más, «no hay nadie en Toledo que tenga más ganas de ganar el domingo que yo; entre otras cosas porque vivimos y comemos de esto y con el pan de la gente no se juega, ese error se comete mucho por aquí». Para añadir que «cuando se acuerdan de mi madre, también pido respeto».
El mensaje para la afición es que «venga a animar, que apoye a los chicos en todo momento y que si se meten con alguien que lo hagan como hasta ahora, que se metan conmigo, que tengo las espaldas anchas». Por tanto, que «se metan conmigo, pero con los chavales a muerte». Calleja desea por encima de todo que los seguidores «estén con su equipo, con los de verde, que son los nuestros». Porque «si criticamos, se lo ponemos fácil al rival que juega teóricamente fuera de casa».
Y es que «la categoría es muy igualada y nadie le gana a nadie por la camiseta, sino que hay que hacer cosas muy bien en el campo». Precisamente, «a veces nos creemos que por ser el Toledo ganamos por la camiseta y eso se acabó hace muchos años en el fútbol».
El técnico considera que «es muy injusto que nos critiquen cuando hacemos muchas ocasiones de gol y no acertamos, cuando el problema sería que no las creásemos». Además, entiende que «influyen una serie de factores que últimamente no están de cara».