El carnaval tiene swing en Toledo

M.G
-

El público abarrota las calles en un largo desfile de carnaval. Participan 34 comparsas, dos más que el año pasado, de las cuales quince son de Toledo capital, doce más de municipios de la provincia y el resto de Ciudad Real y Madrid

En carnavales es complicado saber quién es quién, pero en el desfile de ayer estaba muy claro. Una de las primeras comparsas bailó y aportó mucho más invitando al público a jugar al mítico juego de mesa de adivinar personajes. El equipo rojo y el equipo azul  se enfrentaron una y otra vez durante el recorrido. Una carta y a jugar. Si el personaje era femenino, todos los miembros de la comparsa que no lo eran se agachaban para plegar su personaje y así sucesivamente hasta que se adivinaba gracias a la colaboración de la gente, que se quedó muy sorprendida con estos originales concursantes.
También los hubo que ‘dieron la nota’ literalmente porque así se bautizaron. La compañía que desfiló en séptimo lugar bailó al son de la música del momento con disfraces de piano, de acordeones, de violonchelos y de otros instrumentos musicales con mucha gracia.
El desfile exigió paciencia a un público entregado, al menos, desde una hora antes del inicio, previsto a las 17.30 horas. Sin embargo, pocos no saben ya a estas alturas que disfrutar de este despliegue de color, de ritmo, de originales carrozas y, sobre todo, de buenos disfraces precisa una tarde entera por su largo recorrido y su alta participación.

El carnaval tiene swing en Toledo
El carnaval tiene swing en Toledo - Foto: Yolanda Redondo
La Avenida de Barber dio el pistoletazo a este concurso en el que muchas comparsas se dejan un buen pellizco de presupuesto para pasarlo bien y de paso por si se puede llamar la atención de un jurado que evalúa a las distintas comparsas para otorgar una serie de premios, incluido uno de centros educativos, una vez que finaliza el desfile en el Paseo de Merchán.
La tarde soleada y con buena temperatura ayudó a vivir esta fiesta a la que se sumaron 34 comparsas, dos más que el año anterior, quince de ellas de Toledo capital, una docena de pueblos de la provincia, entre ellos, Sonseca, Magán, Argés y Mocejón, y seis más de Ciudad Real, participantes de lujo que suelen traer originales temáticas. Por último, cerró el desfile la asociación Aylu Cultural Laygás de Madrid, con su animada comparsa ‘Tinkus Layqas’.
mucho ritmo. Los tambores comenzaron a sonar a las 17.30. La Asociación Kekumka, un numeroso grupo toledano de percusión, abrió ayer el desfile con una batucada. El comienzo fue potente, aunque lo cierto es que quedó algo desdibujado con una primera comparsa que mezcló un batiburrillo de disfraces pese a que se llamaba ‘familyclown’, que quizá no encajaba en ese arranque inicial.
A lo largo del recorrido el público disfrutó de algunos éxitos, como Jurassic Park, el juego de la oca, del barrio de Valparaíso, o ‘Coco’, la película, gracias a la participación de la Sala Adrián, del Polígono. Pero tampoco faltó el ritmo caribeño gracias a la comparsa ‘Al son de Brasil’ de Los Yébenes. A continuación, desfilaron unos curiosos ‘atrapasueños’ que llamaron la atención del público por la complejidad de los disfraces.
La simpatía la puso la comparsa de Cecap con unos jugadores de rugby que se lo pasaron en grande con la música y el buen ambiente de estos carnavales. Todos los participantes se tomaron muy en serio el concurso, incluso algunos ensayaron a última hora en la calle Coronel Baeza, iniciado ya el desfile, esperando su turno para dar su mejor swing.