Cipriano pide la cesión de un terreno para hogar asistencial

Á. de la Paz
-

El 'amigo de los pobres' reclama la donación de alguna parcela en la ciudad que sirva como base a un futuro comedor infantil o un cobijo para pensionistas con pocos recursos

Cipriano pide la cesión de un terreno para hogar asistencial - Foto: ï»Yolanda Redondo

Cipriano González reclamó a la gente «con buen corazón» la donación de un terreno en el término municipal de Toledo para la futura construcción de un hogar para su asociación. La cesión tendría como objetivo la edificación de un centro asistencial que se emplearía en beneficio de las capas sociales más necesitadas de la ciudad. El propio ‘amigo de los pobres’ apuntó a su posible uso como comedor infantil o para refugio de pensionistas con pocos recursos y señaló el entorno de la Fábrica de Armas como zona preferente. «Hay gente maravillosa, muy buena», aseguró.
«Creo que sí sería posible tenerlo: igual que nos traen alimentos, alguien nos podría ceder un terreno», dijo Cipriano. Este toledano, dedicado a la lucha contra la pobreza desde hace varias décadas, se dirigió a aquellas personas que dispongan de fincas baldías y deseen darles un uso social como receptoras de su mensaje. «Atendemos gente de todas las edades, la pobreza no se ha acabado», explicaba mientras los decenas de voluntarios, ataviados con batas blancas, atendían a quienes habían acudido a su último reparto masivo de productos. «Quiero que los niños y los mayores que lo necesiten puedan disfrutar de ese espacio: que los pequeños coman y los más mayores estén aseados y cómodos», añadió.
Durante la tarde de ayer, Cipriano y muchos de sus voluntarios habituales repartieron varios centenares de bolsas de comida. Las existencias totales sobrepasan las cuatro mil. Empresas como Delaviuda, el grupo de alimentación Tello, la Finca El Castañar y el Colegio Oficial de Médicos de Toledo entregaron comestibles para su distribución entre los más necesitados. Centenares de toledanos acudieron al reparto de víveres y ropa en la puerta del Socorro de los Pobres, en la Bajada de San Martín. Cipriano agradeció el apoyo recibido por parte de instituciones y empresas y recordó que la batalla contra la carestía de productos básicos en muchas familias continúa. El reparto seguirá durante los próximos días; las puertas del Socorro se mantienen abiertas. La próxima donación tendrá lugar la tarde del 16 de mayo.
«Los voluntarios son la base fundamental», indicó Cipriano. Su proyecto se sostiene gracias a las donaciones desinteresadas de individuales y organizaciones colectivas y al propio músculo de la asociación que dirige. Hay seis voluntarios jubilados que desarrollan su labor en la sede de socorro, ubicada enfrente del Puente de San Martín, y varias decenas más que acuden tanto a los repartos como a aquellas iniciativas para las que su líder les requiere. Entre sus beneficiarios hay gente de diferentes edades, incluyendo a menores y gente con pensiones «muy bajitas»; también inmigrantes en situación de paro.