Un colegio opta a un premio por su proyecto de convivencia

Á. DE LA PAZ
-

El Catalina de Palacios compite con 34 centros de España en el programa 'Mi colegio se mueve', una iniciativa que reconoce a las mejores ideas para cambiar la educación en su entorno próximo

Fachada del CEIP Catalina de Palacios de Esquivias.

El colegio público Catalina de Palacios ha inscrito en la plataforma online del programa ‘Mi colegio se mueve’ el proyecto educativo que está desarrollando desde el comienzo del curso y que trata de mejorar la convivencia en el entorno del centro esquiviano. Esta escuela de infantil y primaria, fundada en los primeros años de la década pasada, comparte sus instalaciones con el Centro Público de Educación Especial (CPEE) Reino de Tule. La vecindad de ambos colegios y el contacto frecuente entre los respectivos estudiantes son los puntos de partida de la propuesta presentada. «Los alumnos son más conscientes de las necesidades de los otros», explican desde el Catalina de Palacios.
El proyecto del centro educativo sagreño apunta a la interacción entre los dos grupos de escolares como el eje sobre el que pivota su modelo de convivencia. «Los alumnos colaboran con aquellos compañeros que necesitan ayuda para realizar una actividad», detalla el propio colegio público. La jefa de estudios del Catalina de Palacios, Felisa Cámara, ahonda en los pormenores de una propuesta que también incluye medidas en favor de la inclusión y la sostenibilidad. La batería de actividades en las que han participado los docentes y alumnos ratifican el interés de la dirección del colegio por traspasar la frontera de la mera transmisión de conocimientos.
Desde septiembre de 2018, el centro escolar de Esquivias ha ido celebrando las efémerides y festividades que señala el calendario, pero aportando aquellos matices propios que han hecho de estos días especiales otra oportunidad en favor de la inclusión, la convivencia y la sostenibilidad, pilares de ‘Mi colegio se mueve’.
A lo largo del curso actual, el Catalina de Palacios pondrá en funcionamiento medidas para preservar el medio ambiente, como la incorporación de señales para advertir de cuánto tiempo es necesario mantener las luces encendidas -diferenciando entre aquellas que lo deben hacer durante un periodo más largo y las que apenas son necesarias-, una campaña de sensibilización para ahorrar agua, puntos para el reciclaje según el tipo de material y para aparatos eléctricos y electrónicos, un huerto ecológico sostenido por abono compostado y la inclusión del gasto cero en papel para la comunicación externa del centro -que se realiza mediante la aplicación Papás 2.0-. Además, durante la Navidad, el colegio instaló un Árbol de la Lluvia para concienciar sobre la importancia del líquido elemento y del cuidado de la naturaleza.
Entre las actividades dedicadas al refuerzo de la convivencia y la inclusión, también transversales con la parte ecológica, destaca la instalación de un foro físico con tres buzones para felicitar, proponer o criticar aquellas ideas lanzadas por los alumnos que sean interesantes para su desarrollo en el aula. Asimismo, el centro ha apostado por la creación de un grupo de mediadores para la resolución de problemas, ha recogido y ejecutado medidas para el cuidado del medioambiente en Esquivias, trabaja en la creación de un invernadero y ha hermanado a todas las clases del colegio con otras del Reino de Tule.
En las próximas fechas, el centro escolar celebrará la primera edición del Museo del Cuento, además de programar un taller de elaboración de juegos con materiales reciclados. Entre el 13 y el 20 de mayo, el colegio acogerá la exposición Nosotros: el bosque mediterráneo, una muestra fotográfica sobre la biodiversidad que posteriormente se complementará con el proyecto bilingüe en inglés sobre parques nacionales de Estados Unidos coordinado por la auxiliar de conversación nativa Briana Kvasnicka.
Estas propuestas buscan reforzar el ideario del centro y su propio vínculo con la población que reside en la localidad del norte de La Sagra. Los guiños en favor de valores como la igualdad, la solidaridad y los hábitos saludables, son reconocibles en esta programación.
PREMIO. La editorial SM, especializada en libros de texto y material escolar,  promueve la primera edición del certamen ‘Mi colegio se mueve’. La votación para la elección del colegio de Esquivias, en la que pueden participar todos los internautas que se registren o accedan mediante su perfil en redes sociales, se realiza a través del enlace www.micolegiosemueve.com/proyecto/convivencia-sostenibilidad-e-inclusion/. El centro escolar ganador recibirá 2.000 euros de premio.