Aceña: «Entiendo que la afición esté molesta»

Raquel Jiménez
-

El entrenador del Soliss FS Talavera comprende el enfado de los seguidores después de la derrota ante Castellón, pero les pide que continúen apoyando a los jugadores

Aceña reconoce que «seguimos condenados por nuestros propios errores». - Foto: Ferrero

El entrenador del Soliss FS Talavera, Raúl Aceña, comprende el enfado de los seguidores tras la derrota ante Castellón por 2-3, pero les pide que continúen apoyando a los jugadores:«Entiendo que la afición esté molesta, quiere venir y ver ganar a su equipo». Pero, junto a esto, quiere hacer ver que «los primeros molestos somos nosotros, así como los principales interesados en sacar al equipo adelante».
El preparador pide a la afición que «siga apoyando al equipo porque son los jugadores quienes deben sacar este proyecto adelante». Además, apunta que «en los momentos difíciles es cuando se ve verdaderamente a una buena afición».
Es un hecho, como así lo recalca Aceña, que «los primeros dolidos somos nosotros». Resalta, en este sentido, que «hay quienes en el vestuario estamos día a día haciéndonos muchísimos kilómetros para venir a entrenar, junto a la gente de Talavera». Afirmó de manera contundente que «estoy a muerte con los jugadores»; se mostró convencido de que «va a haber un punto de inflexión en esta suerte; quedan todavía muchísimos partidos y ya no nos tenemos que fijar si viene el primero, el segundo o el tercero, da igual».
Sobre la derrota frente a Castellón, confesó que «seguimos condenados por nuestros propios errores que es una tónica general durante toda la temporada». A lo que se añade, a su juicio, que «en los últimos partidos no nos está acompañando la fortuna que a veces es necesaria en el deporte;por esos pequeños detalles, la balanza cae siempre de lado del equipo contrario».
También es necesaria cierta picardía y, en este sentido, los talaveranos no aprovecharon su superioridad tras la expulsión de Pipi, y nada más recuperar al quinto jugador, Castellón marcó el 2-3 definitivo:«Tuvimos, sobre todo, tres ocasiones muy claras, clarísimas, pero el portero, además, en la primera se creció y ya era complicado. La mala suerte  hace que en el momento de incorporar al quinto jugador en pista, tenemos una pérdida de balón que deja a dos jugadores del otro equipo delante de la portería y hacen el gol de la victoria».
Después, el Soliss FS Talavera lo intentó con el juego de cinco y dispuso de oportunidades para empatar, «pero otra vez la falta de acierto y la mala suerte nos vuelve a condenar a la derrota. Ésta es la Segunda División, es una competición muy dura y lo estamos viviendo en nuestras carnes». El próximo encuentro llevará a los talaveranos a la pista del colista, Tenerife. Un partido que «va a ser durísimo».