El proyecto de General Villalba demolerá antiguo tanatorio

J. Monroy
-
El proyecto de General Villalba demolerá antiguo tanatorio - Foto: David Pérez

Unas 59 viviendas y un Mercadona, con dos plantas de aparcamiento, acabarán con 30 años de abandono de la parcela de Cimasa, así como el viejo tanatorio y un taller

La máquinas ya están trabajando en la zona, y Toledo se va a despedir de la antigua parcela abandonada de Cimasa, además del antiguo tanatorio adyacente. El pasado 24 de enero, el Ayuntamiento concedió licencia para un proyecto básico en los número 7 y 9 de la avenida General Villalba para la construcción de 59 viviendas, garajes, trasteros y el local comercial para Mercadona.
Se levantará sobre antiguo solar de Cimasa, abandonado durante más de treinta años, a los que se une el antiguo tanatorio, que acabará demolido, y un antiguo taller de ambulancias. La construcción total sobre rasante es de 8.710 metros cuadrados, de los que el uso residencial es de 6.300 y el comercial terciario de 2.393. El espacio contará con dos sótanos de aparcamientos, con cien plazas para la zona comercial, además de las 59 para residentes.
El edil de Urbanismo, Teo García, recuerda que este solar abandonado en General Villalba esta produciendo problemas de seguridad y de salubridad. Los vecinos así lo venían reiterando de forma continua, lo que ha estado llevando al Ayuntamiento a reiterar cada año órdenes de ejecución. Por un lado, el tremendo hoyo estaba producindo el hundimiento de las aceras. Además, allí se acumulaban roedores e insectos.
Paso adelante. García valora que ahora, después de treinta años de un solar abandonado y con muchos problemas, lo importante es que se va a transformar en una edificación, que además de viviendas permite establecer una zona comercial, para dar servicios a la ciudad. Además, advierte que los aparcamientos subterráneos contribuirán a que no se sobrecargue el tráfico en la zona.
«Creo que con esta actuación, se recupera una zona de la ciudad para la vivienda, después de treinta años, y se dinamiza por otra parte de forma comercial al entorno, y se contribuye a que no haya un impacto en la movilidad. Todo ello nos parece que puede ser un ejemplo de urbanismo de transformación, de rellenar espacios, de compactar la ciudad, lo que puede contribuir a mejorar y a colmatar un barrio que tenía esa zona en un estado muy deficiente», concluye el edil responsable.