La vulnerabilidad va por comarcas

L.G.E.
-
La vulnerabilidad va por comarcas - Foto: Alvaro Ruiz

El mayor porcentaje de hogares con bajos ingresos se dan en las zonas de serranía. En los corredores de La Sagra y el Henares se concentran los problemas en pago de alquiler

Los problemas que sufren los hogares más vulnerables de Castilla-La Mancha varían según las comarcas. La consejera de coordinación de Garantías, Inmaculada Herranz, tiene el informe de la UCLM con indicadores de vulnerabilidad por zonas. «Era algo inexistente en Castilla-La Mancha», destacó, «que se pudiera bajar a ver los indicadores de vulnerabilidad por comarcas».
Las comarcas de sierra son las que tienen un mayor porcentaje de hogares con ingresos bajos. Están por encima de la media de la región, que arroja un 16,7% de los hogares. Herranz añadió que si se contabilizan solo los hogares con menores, el porcentaje de familias con ingresos bajos es de un 13%.
Sin embargo, la vulnerabilidad habitacional afecta sobre todo a comarcas cercanas a  las grandes ciudades de la región o a Madrid, como los corredores de La Sagra y el Henares. Herranz explicó que se nota tanto el hecho de que haya menos hogares con la vivienda en propiedad en estas áreas como el precio de los alquileres y las hipotecas.
La vulnerabilidad habitacional se identifica cuando una familia tiene que dedicar más de un 50% de sus ingresos a pagar el alquiler o la hipoteca de la vivienda. En toda Castilla-La Mancha hay 50.000 hogares en esta situación.
El informe de la UCLM protagonizó esta tarde la reunión de la Mesa de Garantías Ciudadanas, un órgano de coordinación externo a la Junta en el que Herranz trabaja con sindicatos, colegios profesionales y organizaciones como la Red Europea de Lucha contra la Pobreza. Este informe recoge la segunda tanda de un muestreo que ha llegado a 2.700 hogares y más de 7.000 personas.
La Ley de Garantías fue otro de los asuntos que iba en el orden del día. La consejera avanzó que iba a contar cómo se habían incorporado las apreciaciones del Consejo Consultivo al texto final. Comentó que eran matizaciones sobre la vinculación a la Ley de Servicios Sociales y también sobre procedimientos. Pero el problema de la Ley de Garantías no está realmente en el dictamen del Consejo Consultivo. Aunque en una primera intervención no se refirió a ello, la Ley de Garantías no se ha remitido a las Cortes regionales por lo que no podrá ser aprobada esta legislatura. Fue una decisión anunciada por el portavoz del Gobierno a raíz de la protesta que inició el diputado de Podemos en las Cortes, David Llorente, cuyo voto es fundamental para decantar las mayorías absolutas.
«Hemos hecho lo que teníamos que hacer». Preguntada por los periodistas, Herranz no entró mucho en esta cuestión. «Nosotros hasta este momento hemos hecho todo lo que teníamos que hacer», se limitó a decir, «el día 12 el Consejo de Gobierno aprueba el proyecto de Ley de Garantías y ese era nuestro trabajo».
La consejera no tiene una ley que se pueda aprobar en el corto plazo y donde se incluían medidas como la ventanilla única y se aumentaba la cuantía de las rentas garantizadas. Tampoco cuenta con nuevos presupuestos para poder coordinar nuevas medidas del sistema de garantías. ¿Qué puede hacer entonces en lo que queda de legislatura?
Ella aseguró que seguirán trabajando hasta el último día y que lo harán «con los mismos mecanismos» con los que han contado desde el principio: «Cuáles son esos indicadores de vulnerabilidad y hacia dónde se tienen que dirigir esas políticas».