Agentes Medioambientales decomisan distintas artes ilegales

La tribuna
-

En un coto de caza menor, han decomisado una caja trampa para urracas, un cepo y un gran número de lazos que no contaban con freno ni quita vueltas ni tampoco con su correspondiente permiso de uso. Y en un domicilio, cuatro verderones

Agentes Medioambientales decomisan distintas artes ilegales

lt / toledo
La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM) informaba ayer del decomiso, en un coto de caza menor, de una caja trampa para urracas, un cepo y un gran número de lazos que no contaban con freno ni quita vueltas ni tampoco con su correspondiente permiso de uso.
Según APAM-CLM este decomiso se ha llevado a cabo durante la campaña que llevan a cabo los Agentes Medioambientales para la prevención del uso de medios ilegales no homologados en la captura de animales, así como de veneno y otros medios masivos o no selectivos para la captura de especies de fauna, al finalizar la temporada cinegética.
Se da la circunstancia de que el terreno donde se hallaron estos medios se encuentra muy próximo a uno de los territorios de población estable de lince ibérico de los Montes de Toledo, «lo que evidencia el alto riesgo que pudieron haber supuesto estas trampas mortales de no haber sido intervenidas por los Agentes Medioambientales, teniendo en cuenta también el riesgo que suponen para cualquier persona que se pudiera haber topado con ellos», señalan desde APAM.
En otro dispositivo de protección de la fauna silvestre llevado a cabo por Agentes Medioambientales, también en la provincia de Toledo, fueron decomisados en un domicilio particular, cuatro verderones (Chloris chloris) que se encontraban enjaulados. 
Los Agentes procedieron a la incautación de los mismos al comprobar que el poseedor no contaba con la preceptiva documentación que acreditase el origen legal de los mismos. Los verderones fueron trasladados al Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas de Sevilleja de la Jara (CERI) donde se les realizó un chequeo para descartar lesiones y posibles parásitos y, tras comprobar su buen estado de salud, serán muy pronto devueltos al medio natural. A este respecto es importante recordar que la captura de pequeñas aves fringílidas (silvestrismo) se encuentra expresamente prohibida en la región.
«Estas inspecciones constituyen un trabajo vital para la conservación y protección de nuestras especies de fauna y para la seguridad de los usuarios del medio natural», reivindican desde APAM que añaden que el éxito de las actuaciones «permite la imposición de infracciones administrativas o, en su caso, poner a disposición judicial al autor o autores de un delito recogido en el Código Penal».
Para llevar a cabo estos trabajos se forman equipos de rastreo integrados por cuatro o cinco agentes de las distintas demarcaciones, batiendo con minuciosidad distintas áreas donde pudieran haberse colocado este tipo de artes y medios prohibidos, detellan.   Además estos equipos se apoyan en las unidades especializadas con las que cuenta el Cuerpo de Agentes Medioambientales en la lucha contra el veneno,  como son la UNIVE y la Unidad Canina de Albacete.
Ademá, subrayan que la colaboración ciudadana «se ha mostrado fundamental para hacer más efectiva la lucha contra esta lacra medioambiental», por lo que piden que se comuniquen con los agentes o llamando al 112.