Valioso punto sumado en Badajoz

Área 11
-
Sedeño, en una jugada de este partido, estrenó titularidad con el CF Talavera. - Foto: Andrés Rodríguez (El Periódico Extremadura)

0
CD Badajoz
0
CF Talavera
Finalizado
El CF Talavera empata sin goles en el Nuevo Vivero y alcanza los 34 puntos en un partido poco vistoso y con mucho despliegue físico

El CF Talavera sacó un punto muy importante en el siempre complicado estadio del Badajoz (0-0). Los de Fran Alcoy llegaban a Extremadura con siete bajas, pero supieron jugar un partido muy sólido en defensa y generaron alguna que otra ocasión clara como para haber inaugurado el marcador. El líneas generales el encuentro fue poco vistoso, con mucho despliegue físico por parte de ambos conjuntos y con falta de pólvora en los metros finales de las dos escuadras. El conjunto talaverano vuelve a puntuar lejos de El Prado y encara su segundo partido consecutivo sin conocer la derrota. A la espera de lo que suceda en el resto de los partidos, el Talavera se coloca siete puntos por encima de los puestos de descenso.
Los primeros minutos fueron de dominio claro por parte del conjunto pacense. Los pupilos de Mehdi Nafti encontraban con facilidad a sus hombres más peligrosos, como Francis Ferrón o Éder Díez, eso sí, sin crear peligro sobre la portería defendida por Gianni.
A medida que pasaban los minutos se podía ver a dos equipos muy ordenados en el campo, pero con muchas imprecisiones a la hora de iniciar las dos acciones ofensivas. Claramente se apreciaba sobre el tapete dos equipos mucho más poderosos en la faceta defensiva y con poca pólvora ofensiva.
Las continuadas interrupciones y el poco ritmo regular favorecía a un Talavera que con el paso de los minutos se iba sintiendo más cómodo sobre el Nuevo Vivero. Los primeros acercamiento por parte del conjunto visitante llegaron en las botas de Oca y Espinar, pero sus disparos apenas alteraron la tranquilidad del cancerbero Kike Royo.
Las llegadas por parte del conjunto pacense se reducían a las acciones de balón parado, pero el guardameta Gianni mostró mucha seguridad por alto despejando de puños o atajando el esférico una y otra vez.
Pasado el ecuador de la primera mitad, el conjunto entrenado por Fran Alcoy seguía muy ordenado y seguro en el partido. Poco a poco Oca y Abel Molinero fueron entrando en juego, eso sí, siempre bien vigilados por la zaga del conjunto extremeño.
Al borde del descanso llegó la primera oportunidad clara de gol del partido. Francis Ferrón prolongó de cabeza un balón al segundo palo, donde Éder Díez remató y obligó a Gianni a emplearse a fondo y enviar el balón a la esquina. Susto importante para un Talavera que se marchó a los vestuarios con la sensación de tener el partido controlado a pesar de no pisar apenas la portería defendida por Kike Royo.
En la reanudación no cambio la historia del partido. De nuevo interrupciones, faltas y pocas jugadas de calidad que pudieran encender a una grada del Nuevo Vivero que estaba aburrida con lo que se veía sobre el terreno de juego.
El primer cuarto de hora de la segunda parte fue un monólogo de posesión por parte del conjunto pacense, con Damián Petcoff cogiendo las riendas de su equipo, pero una vez más, sin poder quebrantar la férrea zaga defensiva armada por el Talavera. La línea de juego del equipo visitante no variaba. Defensa bien armada y junta, con la esperanza de hilar un buen contragolpe que pudiera alterar el marcador en favor del cuadro de Talavera.
Fran Alcoy dio entrada a Laerte por Abel Molinero en un intento de cambiar la dinámica del juego en búsqueda de acciones directas y más profundas. Los extremeños apretaron el último cuarto de hora. Primero avisó José Ángel con un disparo de esquina que casi se convierte en un gol olímpico. Poco después, ya en el descuento, la tuvo Ferrón, pero su disparo flojo y mordido no generó problemas al guardameta Gianni.
Así se llegó al final de un partido que invita al optimismo de un Talavera que demostró mucho oficio y seguridad defensiva y que apenas sufrió en el campo de un aspirante a los puestos de ascenso de la categoría.