Autorizada la captura de conejos con hurón y capillo

La tribuna
-
Autorizada la captura de conejos con hurón y capillo - Foto: Patricia González

En la provincia de Toledo hay 98 municipios afectados y 1.700 kilómetros de tramos de vías pecuarias. Las capturas se pueden realizar hasta el 31 de marzo de 2020

redacción / toledo
Un total de 98 municipios de la provincia de Toledo (en marzo de 2018 fueron 89) han quedado encuadrados en la comarca de emergencia cinegética temporal por daños de conejo de monte declarada recientemente por la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales y que afecta de manera significativa a vías pecuarias, bienes de dominio público, en su condición de terrenos no cinegéticos (zona de seguridad). Este departamento publicó el 29 de marzo una resolución que recogía los métodos de captura que podrían aplicarse en la comarca de emergencia cinegética para municipios en todas las provincias de la región. 
Así, la provincia toledana cuenta con numerosos tramos de vías pecuarias catalogadas dentro de la comarca de emergencia cinegética temporal que acumulan aproximadamente 1.700 kilómetros de longitud, siendo cuantiosos los cotos de caza colindantes con estos bienes de dominio público de la Comunidad Autónoma.
La proliferación del conejo de monte (Oryctolagus cuniculus), indica la resolución, en ciertas zonas de la provincia de Toledo en estas últimas temporadas, ha llevado a la Direccion Provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Toledo a adoptar medidas excepcionales con el fin de dotar de herramientas suficientes a los titulares de los cotos, cazadores y agricultores para una mayor efectividad en el control de daños y perjuicios que viene ocasionando esta especie en la agricultura, sus infraestructuras, así como en otras infraestructuras de carácter viario.
 Ante esta situación, ha autorizado a los titulares del aprovechamiento cinegético de los cotos de caza que discurran por vías pecuarias o limiten con ellas «la práctica del control de daños causados a la agricultura e infraestructuras por el conejo de monte en la comarca de emergencia cinegética temporal de la provincia de Toledo», es decir la captura de estos animales.
Los controles, según establece la resolución, quedan condicionados únicamente «a la previa comunicación a esta Dirección Provincial con una antelación mínima de 24 horas a su inicio» y fijando un plazo de dos meses para su ejecución. La resolución, «que fija de oficio esta autorización», también detalla que en estos terrenos no cinegéticos no se usarán armas de fuego «limitando las capturas al empleo de hurón y capillo o redes sin perro».
Una autorización de oficio que se justifica en la necesidad de agilizar la tramitación de solicitudes de autorización y poder realizar los controles a su debido tiempo. 
En el caso de más de un coto de caza la práctica del control se realizará según acuerdo previo de sus titulares y las capturas se pueden realizar hasta el 31 de marzo de 2020, quedando limitado el número de cazadores por grupo a un máximo de cuatro.
  La práctica de los controles de conejo no podrá impedir ni dificultar el tradicional tránsito ganadero, uso común, prioritario y específico de las vías pecuarias, así como los restantes usos compatibles y complementarios legítimos de estos bienes de dominio público, que tendrán prioridad.
Además, se estipula que en los tramos de vías pecuarias que discurran por Espacios Naturales Protegidos, cualquiera que sea su calificación, deberán ser observados los condicionantes de los correspondientes Planes de Ordenación de los Recursos Naturales.