Núñez exige la dimisión de la ministra de Hacienda

LT
-

Demanda una convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera para desbloquear esta sitaución y espera que Page se ponga de su lado

Núñez exige la dimisión de la ministra de Hacienda

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha exigido la dimisión de la ministra socialista de Hacienda, María Jesús Montero, tras mentir asegurando la existencia de un informe fantasma de la Abogacía del Estado que impedía actualizar la financiación que reciben las Comunidades Autónomas y solicitó la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se aborde de forma monográfica el desbloqueo que corresponde a las autonomías.
Lo exigió en Gálvez (Toledo), donde asistió a los actos con motivo de las fiestas patronales de la localidad, San Agustín. Apuntó que la ministra mintió al asegurar que existía un informe que impedía adelantar los pagos a las comunidades al estar el Gobierno en funciones, pues sus argumentos quedaron desmontados al solicitar el Grupo Parlamentario del PP en el Congreso el supuesto informe de la Abogacía del Estado, tras lo cual la ministra tuvo que reconocer la inexistencia de ese documento y forzó a la Abogacía un informe no vinculante que sostuviera su postura previa.
«Es intolerable que una ministra engañe y utilice a las instituciones del Estado para sostener posturas puramente políticas, más aún en un asunto tan importante para los ciudadanos, para los castellanomanchegos, como es la actualización del dinero que nos corresponde y que es fundamental para financiar la sanidad, la educación y las políticas sociales», declaró.  Considera que es necesaria una convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que lleva un año sin reunirse, «con el fin de que se desbloquee esta situación».
Le pide a Page que no siga las directrices de Ferraz. En este sentido, instó a Page a que se sume a las voces que reclaman la convocatoria de ese Consejo, que «se ponga del lado de los castellano-manchegos y deje las directrices partidistas que ordenan desde Ferraz».
«Los ciudadanos de esta tierra no se merecen estos juegos de trilerismo que están haciendo los dirigentes del PSOE», sostuvo Núñez, quien añadió que esta decisión del Gobierno «agrava de forma considerable la incertidumbre ante la preocupante situación económica que atraviesa Castilla-La Mancha», aludiendo a la posibilidad de que la región no cumpla el déficit, al estrés financiero así como a las dificultades en el pago a proveedores que se están dando y que han sido reconocidas por el propio Gobierno de Page.