«No entendemos la euforia; o bien no sabe contar, o bien tiene un pacto con el PP»

Susana Jiménez / Toledo
-
José García Molina comparecía ayer junto a varios miembros de la candidatura autonómica de Podemos. - Foto: Yolanda Lancha

El candidato regional de Podemos, José García Molina, asegura que «no hay pacto» y que no entrarán en el «juego del mercadeo».

Aseguran que no hay pacto, y que hasta ahora -por lo menos hasta las siete y media de la tarde de ayer, cuando comparecían en rueda de prensa- no han recibido ninguna llamada, ni se ha mantenido ningún contacto al respecto, «ni con el PSOE ni con el PP».  
Así de rotundo se mostraba ayer el candidato de Podemos a la Presidencia de Castilla-La Mancha, José García Molina, quien aseguraba no entender la «euforia» desatada entre los socialistas, especialmente por García-Page presentándose como ganador, lo que denota que «o bien no sabe contar, o bien saben algo que nosotros no sabemos, tiene un pacto con el PP».
Considera que a quien habría que preguntar por esa euforia es a Page y al PSOE, puesto que «ni hemos tenido conversaciones, ni estamos pensando en un pacto», insistía García Molina.
Desde Podemos insisten en que no están dispuestos a entrar en se «juego de mercadeo» que han venido practicando los partidos tradicionales hasta la fecha, porque de hacerlo, «nos estaríamos engañando a nosotros mismos y a todo el mundo». «No estamos buscando cargos», incidía, «queremos hacer política de verdad». «El que quiera gobernar tendrán que sentarse a hablar de política para la gente», si esa premisa se cumple, «ya veremos qué pasa».
En esta línea, y como ya había venido señalando durante la campaña, García Molina recordaba que su apoyo dependerá de que se cumpla su programa, «hecho desde la gente, por y para la gente». Un programa en el que destaca como elemento fundamental su Plan de Rescate Ciudadano, el cual deberá ir acompañado de «otra forma de hacer política», siendo cuestiones esenciales la realización de una auditoría ciudadana de la deuda de la Junta de Comunidades, la puesta en marcha de una ley avanzada de transparencia y de la que han denominado ley 25 de emergencia social, que pasa por la paralización de desahucios, un plan de garantía habitacional y garantizar los suministros.
 
«Si el PSOE no lo entiende..». Preguntado sobre si Podemos podría permitirse que Cospedal llegara a gobernar en minoría en Castilla-La Mancha, García Molina señalaba que la cuestión debería ser «con quién quiere pactar el PSOE». «Nosotros tenemos un programa, una forma de entender la política, y si el PSOEno la entiende...». «Cuestiones bien concretas y que tienen que ver con la emergencia social que se está viviendo», apostillaba el candidato de Podemos.
Preguntado sobre el sueldo de los diputados y si es partidario de recuperarlo, García Molina señalaba que «la política hay que dignificarla», al tiempo que rechazaba el «uso interesado» que a veces se emplean para justificar ciertos ajustes. «Cualquier persona que realice un trabajo y lo haga dignamente, debe poder ganarse la vida con ello».
Respecto a la ley electoral, se mostraba partidario de abrir un proceso «para pensar en serio» sobre el número de diputados que permitiría que todas las sensibilidades tuvieran representación.