Una nueva escultura rinde homenaje al deporte toledano en el Polígono

Susana Jiménez
-

El conjunto escultórico, obra de Enrique de Lucas Tortajada, se encuentra instalado ya en la nueva rotonda construida en la intersección de las calles Río Alberche y Río Valdeyernos

El conjunto escultóricose encuentra ya ubicado en el cruce de las calles Río Alberche y Río Valdeyernos. - Foto: Víctor Ballesteros

La nueva rotonda construida en la intersección de las calles Río Alberche y Río Valdeyernos, en el barrio de Santa María de Benquerencia, cuenta desde ayer con su correspondiente escultura, un homenaje a los deportistas toledanos obra de Enrique de Lucas Tortajada.
Un conjunto escultórico que nace sin título, a la espera de que sean los propios ciudadanos quienes, con el paso del tiempo, le den un nombre, tal y como explicaba el propio autor, quien destacaba que no se trata de una obra colosal, pero que pretende «dialogar con el paseante y el vecino», y que irá transmitiendo un mensaje diferente en función de la incidencia que sobre ella tenga la luz.
El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, acompañado por el autor de la escultura y responsables de la empresa constructora, inauguraba ayer este conjunto escultórico en el que juega un papel importante la luz.
Enrique de Lucas Tortajada es el autor del conjunto escultórico.Enrique de Lucas Tortajada es el autor del conjunto escultórico. - Foto: Víctor Ballesteros Un aspecto en el que también incidía el concejal de Cultura, Jesús Nicolás, quien destacaba que la propia iluminación con la que se ha dotado al conjunto hará que la obra «se vea de otra manera».  A ello contribuirá también el nuevo material por el que se ha optado, una combinación de metal y vidrio acrílico, que hará que  la incidencia de la luz permita observar de distintas formas la anatomía humana. Asimismo, en su interior se ha incorporado tecnología LED, que dará color y vida a la figura del deportista, estableciendo ese diálogo con el espectador.

Coste ‘0’. La colocación de esta escultura en la nueva rotonda no ha supuesto ningún desembolso adicional para las arcas municipales, puesto que su instalación estaba contemplada como una mejora en la oferta presentada por la empresa constructora al proceso de licitación de las obras, cuyo presupuesto total, impuestos incluidos, ha rozado los 220.000 euros, financiados a través del convenio para inversiones suscrito con la Junta de Comunidades.
Por su parte García-Page subrayaba que de este modo, y al tiempo que se reduce la peligrosidad en este cruce con la rotonda, al ser la propia empresa constructora la que se encarga de la escultura, se consigue que «devuelvan a la ciudad parte del beneficio que obtienen».
García-Page se mostraba así muy satisfecho no sólo por el problema de seguridad resuelto, sino por haber «redondeado» el proyecto, volviendo a sacar la cultura a la calle, haciéndola «asequible a todo el mundo».
Una vez saldada su deuda histórica y homologado al resto de zonas de la ciudad, es hoy «un barrio en plena potencia de crecimiento y estándares de calidad de vida», convertido también en «itinerario cultural», a través de las esculturas que han ido poblando las nuevas rotondas. Detalles que, aseguraba García-Page, ha ido dotando al barrio de «personalidad».