Paneles fotográficos de aTempora viajarán por la provincia

Leticia G. Colao
-

La Fundación Impulsa Castilla-La Mancha ha cedido a la Diputación Provincial de Toledo la colección para que ésta pueda exponerse y disfrutarse en diferentes municipios

Paneles fotográficos de aTempora viajarán por la provincia

Los paneles fotográficos de retablos cerámicos que formaron parte de la exposición ‘aTempora Talavera. 6.000 años de cerámica en Castilla-La Mancha’ girarán de forma itinerante por diversos municipios de la provincia. Es el acuerdo al que han llegado la Diputación Provincial y la Fundación Impulsa Castilla-La Mancha, una de las organizadoras de la magna exposición que durante seis meses se expuso en cuatro sedes de la ciudad.
La Fundación Impulsa ha cedido durante dos años los paneles que se mostraron en el claustro de la Colegial. A diferencia del resto de la muestra, no se expusieron obras originales sino representaciones fotográficas con una perfecta definición, de obras de azulejería imposibles de trasladar. La muestra está formada por 10 estructuras expositivas, con un total de 30 paneles con reproducciones fotográficas.
En su mayoría, reflejan obras realizadas en el siglo XVI a partir de la llegada a Talavera del maestro azulejero flamenco Jan Floris a petición expresa del rey Felipe II, momento en el que Talavera se sitúa como primer gran centro cerámico de España.
Se trata de paneles, retablos o frontales de altar realizados para iglesias de Talavera y su comarca, e incluso para el resto de la provincia, pero que también traspasaron sus fronteras llegando al Palacio del Infantado de Guadalajara, o Plasencia, donde se encuentra la interesante obra del Retablo de los Zapateros, en su Museo Catedralicio, digna de ser admirada.
En el caso de Talavera, destaca  la presencia en uno de los soportes de seis imágenes de la Basílica de Nuestra Señora del Prado, ‘la Capilla Sixtina de la Cerámica’ así como una obra de la misma Colegial y de la iglesia de El Casar.
Junto a ellas, destaca la cerámica a principios de la Edad Moderna, con obras azulejeras de la ermita de Nuestra Señora de la Antigua o San Illán, en Cebolla; o la impresionante ermita de Piedraescrita, anejo de Robledo del Mazo, donde se exponen decenas de imágenes evangélicas entre las que se exponen una de Adán y Eva o la de Dios Padre junto al sol y la luna como principio y fin de todas las cosas.  
De la comarca destacan igualmente imágenes de la iglesia de Erustes, Mejorada y Velada e incluso de Maqueda, todas con joyas cerámicas a escasos kilómetros de la ciudad. También hay presencia de cerámica talaverana en Toledo, concretamente en el Ayuntamiento y en el Convento de los Carmelitas Descalzos.
También tienen protagonismo las obras realizadas ya en el siglo XX por el maestro Juan Ruiz de Luna y Rojas, gran precursos del renacimiento cerámico en Talavera, para las parroquias de Noez, su pueblo, y para Castillo de Bayuela.