El legado de Felipe Sánchez Cabezudo

J.M.
-

El Ayuntamiento de Escalona ejerce como patrono de una fundación que ayuda a ancianos y niños. Ahora, ha aprobado costear una vacuna contra la meningitis B

El legado de Felipe Sánchez Cabezudo

El abogado, que fue diputado en Cortes, diputado provincial e hijo predilecto de Escalona Felipe Sánchez Cabezudo falleció en 1978, pero su legado continúa en su municipio natal. El alcalde de Escalona, Álvaro Gutiérrez, se encontró con su incorporación al cargo con la presidencia de la Fundación Felipe Sánchez Cabezudo, como patrono principal de esta institución desconocida en el resto de la provincia pero con una labor social primordial en el municipio de la comarca de Torrijos. «Fundamentalmente, a mayores y a niños. Cien por cien gente de la localidad», apuntó a este diario el regidor sobre los destinatarios de estas ayudas.
«La Fundación Felipe Sánchez Cabezudo, siendo fiel a sus estatutos y como ya hizo en años anteriores subvencionando la vacuna Prevenar, hasta que a finales del año 2016 el Gobierno de Castilla-La Mancha decidiese incluirla en su calendario vacunal, ha acordado por unanimidad de todos los patronos, subvencionar la vacuna contra la meningitis B, comercialmente conocida como Bexero, que protege a los más pequeños contra el meningococo, una bacteria causante de infecciones poco frecuentes pero muy graves», anunciaba en febrero el Ayuntamiento sobre una medida que alcanza las administradas desde el 1 de enero de 2017.
De esta manera, como resalta Gutiérrez, la fundación costea los 100 euros de cada dosis para los niños del municipio. «Queremos seguir con la misma dinámica de ayudar a jóvenes y a niños dando gratuitamente esta vacuna», subraya el regidor, quien hace hincapié en «la igualdad de oportunidades porque para mí es prioritario que los niños tengan las mismas oportunidades».
Los fondos proceden de la residencia de ancianos de la fundación que gestiona Mensajeros por la Paz. Los beneficios se reservan a estas ayudas, por lo que cada año hay una partida mínima de 60.000 euros. Al respecto, la fundación financia el 50 por ciento del coste de un 20 por ciento de las 100 plazas existentes, tal y como recuerda el alcalde de Escalona. La Residencia de Mayores propiedad de esta Fundación ha atendido en estos años a más de 400 ancianos.

la relación de ayudas. La Fundación Felipe Sánchez Cabezudo ha colaborado económicamente durante años con los viajes de fin de curso de los niños del colegio y del instituto, así como los campamentos de verano de los niños y jóvenes de Escalona. También ha corrido con los gastos de mantenimiento y gestión de las Escuelas Deportivas de Escalona para los niños y jóvenes para su encauzamiento hacia el deporte como parte esencial en su educación.
Además, esta institución ha atendido durante todos estos años peticiones de ayudas a las asociaciones de la localidad, peñas, clubes deportivos, hermandades, convento, instituto u hogar del pensionista.
Desde el año 2003, la Fundación Felipe Sánchez Cabezudo ha ayudado a los estudiantes de Escalona con becas universitarias y de estudios formativos que no pueden ser cursados en el municipio con un coste de 220.000 euros hasta 2014. Asimismo, subvencionaba hasta 2016 para los recién nacidos cuyos padres lo soliciten, con las tres dosis de la vacuna Prevenar contra el neumococo por no ser recetada por el sistema público de salud.
Desde la fundación, se han impulsado y subvencionado además unos cursos de inglés en los que han participado niños y adultos con una media anual de 150 alumnos.
Por lo tanto, los vecinos de Escalona se benefician 40 años después del legado de Felipe Sánchez Cabezudo y continuarán durante mucho tiempo más.