Velázquez impulsado por su equipo y los vecinos

redacción
-

Velázquez afronta una tercera convocatoria electoral impulsado por su equipo y los vecinos. Al candidato del PP a la Alcaldía de Seseña que ostenta desde 2011 le gustaría ser el alcalde «que inaugure la conexión de El Quiñón con la A-4»

Carlos Velázquez, alcalde de Seseña y diputado regional del PP. - Foto: Victor Ballesteros

redacción / toledo
Se ha hecho de rogar el anuncio de su candidatura a la Alcaldía de Seseña para afrontar una posible tercera legislatura al frente de los destinos de la cuarta localidad más grande de la provincia pero el miércoles deshojó la margarita y anunció que sería el cabeza de lista, una vez más, pero con la ilusión de la primera vez.
Carlos Velázquez recuerda que   siempre había defendido que con ocho años de Alcaldía -dos legislaturas que son las que está a punto de cumplir- «era suficiente para desarrollar un proyecto». Sin embargo, reconoce que abrió un proceso de reflexión, «no personal», sino con todo con el equipo y los vecinos de Seseña, aprovechando las múltiples citas populares que se han venido registrando en los últimos meses.
«He aprovechado para hablar con la gente y escucharles», sentencia Velázquez que afirma que su decisión ha venido dada por «el apoyo de mi equipo y de la gente de Seseña que quiere que siga, y sobre todo los importantes proyectos que tenemos a medias y que me gustaría poder finalizar».
Así pues, Carlos Velázquez se vuelve a «comprometer con la ilusión del primer día» para «tratar de revalidar la Alcaldía de Seseña». Y concreta su empeño por este objetivo en cuatro valores -como hacía público en su cuenta de Facebook-: La experiencia demostrada, la ilusión del primer día, el compromiso redoblado y el mejor equipo. 
Entre los proyectos que reavivan la ilusión de Carlos Velázquez ante el mantenimiento de la Alcaldía a partir del 26 de mayo están los proyectos enmarcados en el programa europeo EDUSI. «Me apetece mucho finalizar el carril bici», señala ilusionado, sin dejar de señalar la importancia de iniciar cuanto antes la construcción del Centro del Conocimiento (con auditorio y biblioteca)en el Quiñón. 
Ahora bien, si hay algo que le gustaría dejar ‘sentenciado’ como alcalde es la conexión directa entre el Quiñón y la A-4 (aunque ya tengan autorizada una conexión a la R-4 que puede aliviar la situación) para lo que es imprescindible que el pleno del municipio madrileño de Ciempozuelos (ahora gobernado por Ahora Ciempozuelos) apruebe en pleno el convenio que elaboraron ambos Consistorios allá por 2011. «Estamos solo a ese paso de que quieran aprobar en Pleno el convenio», urge Carlos Velázquez que recuerda que el Consistorio madrileño «paralizó en 2017 unas conversaciones» que han impedido este proyecto. «Si hubiéramos seguido el ritmo que llevábamos hasta ese momento, hoy la conexión sería ya una realidad».
En materia de comunicaciones, también apunta Velázquez que seguirá trabajando por mejorar la conexión con Madrid y también con Toledo, y recuerda que forma parte del conjunto de alcaldes de La Sagra y de Madrid que están creando un grupo de trabajo para presionar conjuntamente por conseguir «mejoras en las infraestructuras de transporte». Apunta el alcalde que desde Seseña piden, entre otras materias, la puesta en marcha de su estación de cercanías  y el desdoblamiento de la CM-4010 (la carretera que une Illescas con Seseña) así como la Autovía de La Sagra.
Quizá una de las primeras inauguraciones, si revalida la Alcaldía, sea la del nuevo colegio público de El Quiñón que abrirá sus puertas en septiembre pero también confía en poder conseguir un instituto para este barrio mientras que el II Plan de Inversiones Educativas (2019-2023) contempla un instituto en Seseña Nuevo.
Y será un hito de la próxima legislatura el desarrollo del polígono industrial Parquijote. Se trata de un desarrollo de 2,8 millones de metros cuadrados que, subraya el candidato a revalidar la Alcaldía, «tenían incluso un Plan Especial de Infraestructuras para 6.066 viviendas» hasta que el equipo que dirige Velázquez y con la tramitación del POM han cambiado el uso de este suelo. «Es cambiar el modelo de ciudad radicalmente para ofrecer una ciudad en la que además de vivir bien también se pueda trabajar», defiende Velázquez.