Cultura del vino para jóvenes

LT
-
Cultura del vino para jóvenes - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El director provincial de Agricultura asistió en Toledo a una cata para promocionar la cultura del vino y acercar las bondades de este producto a un público joven de entre 25 y 40 años

El Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa y promociona la cultura del vino para acercar las bondades de este producto a un público joven de entre 25 y 40 años, a través de su colaboración en la campaña de divulgación de este producto que ha sido promovida mediante el convenio entre la Fundación Tierra de Viñedos y la Organización Interprofesional del Vino (OIVE).
Así lo señalaba en la tarde-noche del pasado jueves el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Rojo, quien asistió en la capital toledana a una de las catas organizadas dentro de esta iniciativa para la difusión y fomento de la cultura del vino dirigida a un público joven, de entre 25 y 40 años.
José Luis Rojo ha defendido las bondades del vino y su papel, mediante un consumo moderado, en la dieta mediterránea y ha puntualizado que «la participación en este acto es una muestra más de la apuesta del Gobierno regional por el sector vitivinícola de la región, ya que es uno de los sectores económicos claves para el desarrollo de la región y uno de los productos que forman parte de las raíces de Castilla-La Mancha».
Con estas catas que se celebran en establecimientos hosteleros frecuentados normalmente por el público joven al que se dirige la campaña y que se realiza con un lenguaje fácil y asequible, «pretendemos desmitificar el vino, con pautas sencillas para aprender a conocerlo y convertirlo en una opción más de consumo, siempre de manera moderada», señalaba el director provincial.
La cata, celebrada en la tarde de ayer en Toledo capital y a la que asistieron una veintena de personas, se enmarca en una campaña de divulgación que está desarrollando la OIVE a nivel nacional y que llegará a 39 localidades de la región.
En la provincia de Toledo se han programado siete catas en Toledo capital (con tres eventos), Torrijos, Illescas, Seseña y Talavera de la Reina.
Estas catas informales están orientadas para aquellas personas que comienzan a introducirse en la cultura del vino y para su ejecución se cuenta con la colaboración de enólogos de la Asociación y del Colegio de Enólogos de Castilla-La Mancha y se presentan vinos de alguna de las nueve Denominaciones de Origen con las que cuenta la Comunidad Autónoma.
En la cata celebrada ayer los participantes, de la mano del enólogo Carlos Maldonado, probaron cuatro tipos de vino: blanco, rosado, tinto joven y tinto crianza.
Con esta iniciativa se pretende que este público más joven tenga en cuenta que el vino, tomado con moderación, forma parte de una dieta saludable, que siempre se puede encontrar un vino adecuado para cada paladar y que hay vinos adecuados para cada momento.