El agua marca la candidatura de un PSOE joven y preparado

M.G
-

La lista al Congreso no supera de media los 38 años y la del Senado «apenas sobrepasa los 40». Sergio Gutiérrez, que encabeza la primera, ve dos candidaturas «de ilusión, progreso y arraigo»

El agua marca la candidatura de un PSOE joven y preparado - Foto: Yolanda Lancha

Tres y tres, el objetivo del 28 de abril. El PSOE en la provincia de Toledo, presenta las candidaturas al Congreso y al Senado ante la Junta Electoral Provincial, en la sede de la Audiencia, quiere batir récord y conseguir tres escaños en el Congreso y otros tres en el Senado porque, entre otras cosas, «es lo mejor que le podría suceder a la provincia», explica su secretario general, Álvaro Gutiérrez. Lo cree posible por varias razones, entre ellas, por el trabajo que ha demostrado el partido en estos años y por la entrega de sus políticos a su tierra, pero también porque los nombres que figuran en ambas listas «son extraordinarios, gente joven y suficientemente preparada».
Gutiérrez destaaó que se trata de una candidatura «ilusionante», que representa a todas las comarcas de la provincia y está dispuesta a continuar luchando en el ámbito político «por el avance y el progreso» y a trabajar «en defensa de los derechos y de las conquistas sociales para no retroceder, ya que hay partidos que están propugnando claramente una recesión que no nos podemos permitir como sociedad».
El agua protagonizará la campaña y marcará el discurso del PSOE en la provincia de cara a las próximas elecciones generales. Así lo da a entender también el cabeza de lista al Congreso, Sergio Gutiérrez, y aprovecha para destacar «la ilusión, el progreso y el arraigo», adjetivos que acompañarán al partido «en un momento en el que el bloque de las tres derechas intenta sacar las pasiones más oscuras de la gente, intentando alimentar el miedo y el rencor».
El agua es imprescindible para el único partido «capaz de defenderla» y de continuar trabajando para cambiar la política. Gutiérrez está convencido de la necesidad «de rematar la faena» tras el fallo del Tribunal Supremo y confía en que el PSOE pueda continuar avanzando «en los grandes cambios en la política nacional» que se están llevando a cabo «poco a poco».
Gutiérrez es consciente de que en estos meses de gobierno de Sánchez las instituciones de la región han rechazado la política efectuada en torno a los trasvases, pero reconoce que «también se han puesto los cimientos para un cambio en la política del agua» gracias a la recuperación de la desalación como alternativa. «Todo el mundo entiende que en siete meses no se puede cambiar una política de cuarenta años».
Al margen del agua, el PSOE de la provincia seguirá trabajando por la igualdad social y la redistribución de la riqueza porque «la ecuación de estas generales es bastante simple:«Avanzar o dar la mayoría a los que quieren tirar por el barranco la mayoría de nuestros derechos y libertades».