La Junta inaugura una base de retén en el Piélago

LT
-

El consejero de Desarrollo Sostenible ha visitado las nuevas instalaciones en Navamorcuende, con 327.711 euros de inversión y torre de vigilancia

La Junta inaugura una base de retén en el Piélago

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, inauguró ayer la nueva base del retén de incendios de la localidad de Navamorcuende, situada en la provincia de Toledo. Se trata de una instalación de nueva construcción, con la equipación técnica adecuada y emplazada en una ubicación idónea.
Durante el acto, Escudero resaltó que la inversión que realiza el Gobierno regional en la mejora de distintas infraestructuras contra los incendios forestales va a superar los 6,2 millones de euros. «No solo nos preocupan los incendios sino que también ponemos medios para prevenirlos y luchar contra ellos», declaró. En este sentido destacó que «este mayor esfuerzo nos ha permitido duplicar la superficie de actuación respecto al año 2018».
Asimismo, el consejero de Desarrollo Sostenible subrayó que «Castilla-La Mancha es una comunidad solidaria que lucha no solo en los incendios que se producen en su comunidad, sino que se nos reconoce por nuestra buena coordinación y solidaridad con otras comunidades como Madrid, a la que le prestamos asistencia rápida y con la máxima celeridad en el incendio ocurrido en Almorox, así como la región canaria en el reciente incendio de Gran Canaria a donde enviamos dos aviones».
La nueva base, en la que se han invertido 327.711 euros durante los dos últimos años, se ubica dentro del monte de utilidad pública Sierra del Piélago, a menos de un kilómetro de la localidad de Navamorcuende y permitirá al retén disponer de una sede fija después de varios años siendo itinerante.
Los recursos del Plan Infocam, servicio de extinción de incendios forestales de Castilla-La Mancha, constan en Navamorcuende de la Torre del Piélago, desde la que un vigilante avisa de columnas de humo en horario de 11 a 21 horas. Para las tareas de extinción dispone de una autobomba, dotada con una autobomba pesada y dos personas; y una brigada terrestre dotada con un vehículo todoterreno y seis efectivos.
«Esta campaña de incendios está siendo más crítica que la anterior por las altas temperaturas y, por ello, apelamos a los ciudadanos para que asuman que todos tenemos una tarea como agentes en la prevención de incendios y extremen la precaución», expuso.