Nuestras primeras postales en tres dimensiones

J. Monroy
-

La editorial francesa L. L. publicó durante el siglo XX postales de casi todo el mundo, incluido Toledo, de donde también sacaron varias vistas estereoscópicas

Nuestras primeras postales en tres dimensiones

La casa parisina L.L. fue una de las que más postales publicaron no solo de Europa, sino de todo el mundo, a principios del siglo XX. Por supuesto, también sacaron preciosas vistas de Toledo, entre las que hay que destacar varias de ellas estereoscópicas (una técnica que utilizaba dos imágenes ligeramente distintas, que por medio de un viso lograba simular las tres dimensiones.

L. y L. no son otros que Moises Leon e Isaac Leon (llamado Georges Levy). Suegro y yerno, ese era su parentesco, debutaron como asistentes en el seno del estudio fotográfico parisino Ferrier -Soulier en el Segundo Imperio Francés. A la postre se quedaron con los estudios y los fondos del mismo, y en 1864 fundaron su propio estudio para vender albúminas y las citadas vistas estereoscópicas, bajo el nombre «Léon et Lévy» o «L.L.». Más tarde, también se especializaría en postales ilustradas, que publicó de Europa, Asia, África y América. A partir de 1873 fueron los hijos de Lévy (Lucien, Jules y Ernest) quienes se hicieron cargo de la empresa, que pasó a llamarse Lévy & Cie, aunque mantuvieron la marca comercial L. L. Continuó comercializando postales hasta bien entrado el siglo XX.

El primer trabajo de la casa francesa en Toledo puede ser la recopilación de fotografías tomadas en 1880 en la ciudad y publicado por el blog Toledoolvidado, aunque el propio Sánchez Butragueño reconoce en su artículo que puede haber otros trabajos de la casa entre 1875 y 1885. El caso es que aquello era una empresa y las fotos se utilizaron en múltiples ocasiones. Hay que destacar, entre las postales, aquella de Viuda de Muñoz y Sobrino del río y castillo de San Servando, en una foto atribuida a Alguacil.

Nuestras primeras postales en tres dimensionesNuestras primeras postales en tres dimensiones

Respecto a sus series propias, destacar en Toledo su colección de postales estereoscópicas, sobre todo de vistas, con título en castellano y francés (fechada en 1920), así como tres colecciones de 1915, 1926 y 1930, no demasiado extensas para lo acostumbrado en la ciudad, entre las que se recogen sus principales monumentos y vistas, en ocasiones repitiendo los mismos clichés.

Más fotos:

Nuestras primeras postales en tres dimensiones
Nuestras primeras postales en tres dimensiones
Nuestras primeras postales en tres dimensiones
Nuestras primeras postales en tres dimensiones