Nicolás apunta "problemas técnicos" en el centro de salud

M.G
-

El delegado de la Junta no ve problemas con la licencia municipal y sostiene que los técnicos del Sescam y la constructora están solucionando «las cuestiones técnicas» de este proyecto antes de que se retomen las obras

En las obras del Centro de Salud de Santa Bárbara no hay ningún problema. Así de claro lo da a entender ayer el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, sobre el retraso en la construcción del edificio respecto a las fechas y las declaraciones políticas sobre su reanudación en septiembre.
En principio, Nicolás no entra a valorar si es necesario solicitar o no otra licencia de obras o si la anterior continúa vigente, ese capítulo se lo reserva al Ayuntamiento de Toledo por ser la administración que las tramita, pero sí insiste en que lo único que ha detectado en este proyecto es «un problema técnico» que era necesario resolver antes de que se retomaran las obras  de nuevo en este centro de salud, ubicado en Santa Bárbara.
En este caso, el delegado de la Junta comenta que tanto los técnicos del Sescam como los profesionales vinculados a Seranco, la empresa constructora de este edificio, «están resolviendo las cuestiones técnicas del proyecto». En concreto, explica que ambas partes «se tenían que poner de acuerdo en lo que se tenía que hacer».
Nicolás no entra en más detalles sobre el proyecto porque se trata de cuestiones técnicas que tampoco complican la reanudación de est e proyecto tan demandado y necesario para el barrio.
Sin embargo, destacó la importancia de retomar el proyecto «tras la paralización por el Gobierno de Cospedal» y subrayó el compromiso de la Junta en esta legislatura para la puesta en marcha de ese centro de salud.
La licencia. Nicolás cree que el Ayuntamiento es el que debe analizar si la licencia es válida o no porque la otorgó en su momento. En principio, tampoco el concejal de Urbanismo, Teo García, observa dificultades para retomar este proyecto y así lo dejó claro recientemente cuando surgió la polémica  por parte del Partido Popular sobre si el emplazamiento del centro de salud es adecuado al situarse en una zona inundable.
La oposición llegó incluso a preguntar si el Ayuntamiento había consultado el proyecto con la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y dio a entender que el retraso de las obras se debe a que la alcaldesa no quiere retomar el proyecto por su ubicación.