La visita a la Capilla San José recibe 180 peticiones

C.M
-
La visita a la Capilla San José recibe 180 peticiones

El Consorcio ha decidido, ante la gran demanda recibida para el reocrrido del próximo día 9 de abril, celebrar hoy un sorteo entre todas las personas inscritas para elegir a los 20 privilegiados que podrán entrar en la Capilla el próximo martes

El gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, apuntó la renovación del acuerdo -por un plazo de seis meses-  establecido con la propiedad del inmueble para retomar las visitas, los segundos martes de cada mes, a la Capilla de San José. Ese mismo día destacó la alta expectación generada en torno a este recorrido ya que, desde que se anunció este nuevo acuerdo, muchas habían sido las llamadas recibidas solicitando información sobre el procedimiento a cumplimentar.
Pues bien, ante las 180 inscripciones recibidas para acceder a la Capilla el próximo día 9 de abril, el Consorcio ha decidido realizar, hoy mismo, un sorteo público para seleccionar a las 20 personas -10 por cada pase, a las 18,00 y 18,30 horas- elegidas para participar en tan reclamada visita. Este proceder ha sido establecido como la forma más justa a la hora porque a cada persona que realiza la reserva -en el Centro de Gestión de Recursos Culturales del Consorcio- se le asigna un número de registro. Avanzar, en este punto, que las siguientes citas se han fijado para el 14 de mayo, 11 de junio y 9 de julio.
Considerada Bien de Interés Cultural, hay que recordar que la Capilla de San José se abrió a la ciudadanía por primera- desde su fundación en el siglo XVI- con motivo de la conmemoración el cuarto centenario de la muerte del Greco. Una iniciativa que pudo ampliarse gracias a las gestiones realizadas por Manuel Santaloya a raíz del acuerdo rubricado entre el Consorcio y la propiedad de la capilla de san José -inmueble sito en calle Nuñez de Arce nº 9- en torno al proyecto de reparación de las humedades la fachada del edificio.
La intervención fue sufragada con 50.723,10 euros  por parte del Consorcio, aportando la propiedad 12.822,06 euros. Al amparo de esta actuación,  se iniciaron las negociaciones con la propiedad para que el inmueble, que alberga cuadros del Greco, pudiera ser visitado. Hasta la fecha, el acuerdo se renueva cada seis meses.
De ahí que la mediación del Consorcio hay sido imprescindible para posibilitar la visita a un edificio que forma parte de la lista de bienes patrimoniales catalogados y protegidos mediante la figura de Bien de Interés Cultural (BIC). Esta distinción, y según la ley 4/1990 de 30 de mayo del Patrimonio Histórico de Castilla-La Mancha, especifica que los elementos declarados como BIC deben poder ser visitados por el público en forma y horario acordado, requisito que en este caso, y hay que decir que en otros muchos más sobre todo si son de propiedad privada, se incumple permanentemente.


Encargo a El Greco. El primer documento relacionado con la decoración pictórica y la ejecución de la arquitectura de los retablos de la Capilla de San José se remonta al 9 de noviembre de 1597. El contrato fue firmado entre El Greco y Martín Ramírez, patrono de dicha capilla, y establecía un encargo que consistía en la realización de un retablo para el altar mayor y dos para los laterales.
 Al altar mayor iría destinado el lienzo de ‘San José con el Niño Jesús’ y a los laterales ‘San Martín y el pobre’ y ‘la Virgen con el Niño y Santa Martina y Santa Inés’. La obra fue valorada en 1599 por los tasadores en 31.328 reales, el triple que lo que había costado el Entierro del señor de Orgaz.
En la Capilla se conserva el lienzo central del retablo mayor ‘San José con el niño’, y un poco más arriba, también en el altar, ‘La Coronación de la Virgen. Sobre los otros Grecos pertenecientes a esta Capilla y que un antepasado del actual titular, el político conservador Joaquín María de Mencos y Ezpeleta, Conde de Guendulain, vendió a un marchante francés por 300.000 francos, cabe destacar que dos de ellas, ‘San Martín partiendo la capa’ y ‘La Virgen y ángeles acompañados de Santa Martina y Santa Inés’, actualmente están en la National Gallery de Washington.