Tolón y Marañón impulsan la actualización del PECHT

C.M
-
Tolón y Marañón impulsan la actualización del PECHT - Foto: Yolanda Lancha

El presidente de honor de la Real Fundación consideró necesario adaptar el documento a «la vida actual» integrando en el mismo «el entorno» de un Casco «que no acaba en la muralla»

El anterior alcalde de Toledo y actual presidente regional ya anunció en julio de 2014 la actualización del Plan Especial del Casco Histórico (PECH) encargado un año antes por el Ayuntamiento. Sin más noticias sobre dicho proyecto, retoma ahora su sucesora, Milagros Tolón, el encargo auspiciado por la Real Fundación, institución que tal y como recordó Gregorio Marañón fue la hacedora de un Plan -elaborado desde 1990 a 1996 por Joan Busquets y aprobado definitivamente el 27 de febrero de 1997- que «debe necesariamente actualizarse entendiendo el Casco Histórico en su más amplio sentido».
Es decir, el presidente de honor de la Real Fundación  instó a integrar en el nuevo plan «el entorno» porque, a su juicio, «el Casco no acaba en la muralla». Y por tratarse de un documento elaborado ya hace 25 años planteado para definir un modelo de ciudad futura, Marañón consideró conveniente que sea el Ayuntamiento quien «se ponga al frente de este proyecto». Requerimiento que fue bien acogido por Milagros Tolón que, sobre ello, apreció «la importancia de llegar a acuerdos entre administraciones y entidades» que «conocen tanto la ciudad», eso a pesar de que «no siempre se mantienen las mismas posturas».
Así, la alcaldesa eludió hablar directamente de este acuerdo y sólo se limitó a valorar «positivamente» una reunión en la que, apuntó, «se han tratado temas de cultura, urbanismo o patrimonio» que han concluido con la máxima de «seguir trabajando en la misma línea en los próximos años» para continuar mejorando la ciudad.
Tomó la palabra, Jesús Carrobles, para recordar las virtudes de un Plan que «cambió la orientación del Casco» en un momento -los años 90- en el que la visión era poco optimista. Puesto que esta intervención «paró el abandono de los habitantes», anunció el presidente de la Junta de Protectores de la Real Fundación que «el reto» consiste en  seguir «manteniendo un Casco optimista». No en vano, el también director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas evidenció que «los problemas actuales son diferentes» a los existentes hace 25 años y que, además, «algunas de las soluciones planteadas en su momento no han conseguido que determinadas zonas, por ejemplo, se hayan rehabilitado por completo». Por todo ello, aludió a la importancia de «volver a estudiar la ciudad» para «detectar aquellos problemas que requieren nuevas visiones y nuevas soluciones».
Por su parte, Paloma Acuña agradeció a la alcaldesa que «se nos considere útiles» porque la institución que preside siempre ha tratado de «trabajar por Toledo». En este sentido, y recordando que el Plan Especial del Casco Histórico «fue la causa por la que la Fundación se constituyó», calificó de «muy ilusionante» que después de 25 años «este plan futuro pueda actualizar e introducir nuevas consideraciones» relativas, por ejemplo, «a lo que son los bienes patrimoniales».
Si precisar ni los plazos, ni las asignaciones presupuestarias, ni los nombres de las personas elegidas para esta encomienda, preguntado Jesús Carrobles por los procesos a iniciar respondió que «los primeros pasos son los administrativos». Esto es, «la configuración de un equipo» responsable de realizar este trabajo que «plantee un estudio serio» de las propuestas dictadas en 1997 contemplando «en qué medida se han cumplido». Por supuesto, los ‘elegidos’ analizarán las posibles propuestas para la actualización de un documento ya agotado.