La Semana Santa de Cebolla en Madrid

La tribuna
-

El Ayuntamiento presentaba ayer en la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha en Madrid su vídeo promocional y su gastronomía.

La Semana Santa de Cebolla en Madrid

redacción / toledo
«Tenemos la Gran Vía colapsada», celebraba sin poder contener su alegría la alcaldesa de Cebolla ante la algarabía que se formó en la mañana de ayer en la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha en Madrid donde la representante municipal acudió acompañada de miembros de las hermandades de la Semana Santa y colectivos vecinales ha presentar esta celebración en la capital madrileña.
Silvia Díaz del Fresno se mostraba más que satisfecha de la respuesta de público que recibió la llamada de ayer en la que además de presentar el video promocional de la ‘Semana Santa de Cebolla’ y la programación de la misma se ofreció una degustación de los dulces típicos de la localidad en estas fechas y una exhibición del también tradicional Baile de la Bandera.
La Semana Santa de Cebolla ha ido enriqueciéndose los últimos años además de ver incrementada la participación de personas de la localidad en los diferentes actos, culturales o religiosos que se organizan entorno a la misma. La presentación de este video -que ya fue promocionado el año pasado en la región- es una de las acciones de difusión, dentro de las actividades
promocionales, para la consecución de la Declaración de Interés Turístico Regional de la misma. 
En la actualidad Cebolla cuenta con seis hermandades, la del Cristo de la Columna, la de Jesús Cautivo, la Cofradía Nuestro Padre Jesús Nazareno, Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía y de la Santa Cruz, la de la Virgen de los Dolores y la del Santo Sepulcro.
Además, cuentan con la antigua Hermandad del Pincho y la bandera, que desaparece a finales de  los años 60, y se recupera en los 90 entorno a un programa de ocio y tiempo libre del Ayuntamiento de Cebolla. En la actualidad se sigue organizando desde el Ayuntamiento con monitoras voluntarias que enseñan a los niños que van a hacer la comunión cada año a bailar la bandera. Este año además se han recuperado el antiguo pincho y dos  de las antiguas banderas una de España (de era la que se bailaba el domingo de resurrección) y otra de trozos de telas donadas en la que figura un trozo de tela con la inscripción ‘Recuerdo a las animas benditas. Regalo de la Hermandad. Año 1957’. 
Silvia Díaz del Fresno apuntaba que el expediente que se trasladará a la Junta para solicitar la Declaración de Interés Turístico Regional está «prácticamente terminado» con toda la documentación que, a priori, consideran necesaria para poder obtener este título.
De hecho, el próximo 1 de abril se celebrará un Pleno -trámite necesario- para aprobar la declaración de intenciones de solicitar este reconocimiento institucional y que puede suponer un empuje turístico para Cebolla.
Mientras, la programación de la  Semana Santa de Cebolla arrancará hoy con una exposición, en la Casa de la Cultura, de artículos y trajes de Semana Santa que se podrán ver durante el fin de semana. El próximo día 30 tendrá lugar el pregón seguido del XXIVConcierto Músico-Cultural de música sacra que organiza Nueva Banda de Cebolla.
El presidente de la agrupación de cofradías, José Ignacio Carrasquilla, explicaba el verano pasado que la propuesta de impulsar la declaración de Interés Regional surge para tratar de que se reconozca la importancia que para Cebolla tiene todo lo que rodea a la Semana Santa, debido a que, según precisaba al respecto, muchos vecinos llevan desde hace varias generaciones implicados en su desarrollo.
En concreto, manifestó que hace cinco años se creó la Junta de Hermandades para coordinar a las siete cofradías de la localidad, entre las que destacaba la de la Virgen de los Dolores, formada por 475 mujeres.
Precisamente, subrayó que esta hermandad exclusiva de mujeres es una de las notas distintivas de la celebración religiosa cebollana, al igual que lo que se conoce como el baile de la bandera y el pincho, que tiene lugar el Domingo de Resurrección.
Sobre esta danza, ha resaltado que para llevarla a cabo se ha recuperado una pieza ornamental que tiene más de 300 años de antigüedad, mientras que también ha aludido a que el Arzobispado de Toledo cuenta con documentación del siglo XVIII relativa al baile ya mencionado.
 José Ignacio Carrasquilla ya apuntaba hace unos meses que la declaración sería un premio a la conservación de las tradiciones y un acicate para impulsar el turismo y la economía de la localidad, y ayer en Madrid dieron otro empujón exitoso a su objetivo.