La Junta no pone restricciones de acceso a residencias

L.G.E.
-

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, señala que siguen las pautas del Ministerio y que extreman las medidas de higiene y control de síntomas en residentes, trabajadores y visitas

La Junta no pone restricciones de acceso a residencias - Foto: Yolanda Lancha

La Consejería de Bienestar Social está tomando medidas para evitar que el coronavirus llegue a las residencias de mayores de la región, pero por el momento no restringe los accesos a las mismas. Lo confirmó esta mañana la consejera, Aurelia Sánchez, aunque estaba a la espera de una reunión por videoconferencia entre las comunidades autónomas y el Imserso y el Ministerio de Sanidad. «Son las pautas exclusivamente que estamos siguiendo», apuntó, «en ningún momento se han restringido las visitas».
Sánchez expuso que donde están actuando es en la prevención. «Lo que tenemos como prioridad absoluta es la higiene de manos y la higiene respiratoria», comentó. La consejera aseguró que se están extremando las medidas en ese sentido y puso como ejemplo que pueda haber «en todos los sitios a la entrada dispensadores de hidroalcohol, de pañuelos desechables».
También realizan una labor importante de vigilancia ante la aparición de posibles síntomas que pudieran delatar un caso de coronavirus para poder tomar las medidas oportunas a tiempo. Sánchez señaló que estarán muy observadores tanto con los propios residentes, como con el personal de las residencias y también con las visitas.
«Vamos paso a paso y teniendo en cuenta todas las indicaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad», apostilló Sánchez poco antes de entrar en una reunión en la sede del Sescam que tenía un motivo muy diferente, pues se iban a abordar las propuestas en el área de Sociedad del Bienestar para el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia de Castilla-La Mancha. Añadió que en caso de que cambien las indicaciones por parte del Ministerio, informarían de estas nuevas medidas.
«Están tranquilos». Sánchez quiso huir de los mensajes alarmistas y aseguró que «en los centros residenciales, las personas y los directivos están tranquilos». Además confirmó que están en contacto y completamente disponibles en cuanto a comunicación para cualquier asunto que pudiese surgir en torno a esta alerta sanitaria. Aprovechó además para recordar que en estos momentos hay habilitado por parte de la Junta un teléfono gratuito para resolver dudas y que funciona las 24 horas:es el 900 122 112.