Mantener los servicios e igualdad con el resto de barrios

Mario G. Gutiérrez
-

Los vecinos del barrio de Santa María no piden grandes inversiones al Consistorio, solamente que se mantengan los servicios de los que disponen y alguna mejora de instalaciones

Mantener los servicios e igualdad con el resto de barrios - Foto: Mario Gómez

La concejal de Ciudadanía e Imagen Sostenible de la Ciudad, Montse Muro visitó la pasada semana el Barrio de Santa María. Así tras una «larga conversación» paseó y conoció de primera mano las demandas de los vecinos. Desde la asociación vecinal, han canalizado las medidas para hacer que este barrio mejore en los próximos tiempos.
«No reclamamos grandes mejoras, simplemente el mantenimiento de los servicios que hemos logrado» confiesa María de los Ángeles Fuentes, presidenta de la Asociación de Vecinos ‘Santa María’.
Esta asociación jóven, no llega al lustro desde su constitución, ha trasladado a la representante municipal su intención de mantener servicios como el Centro Social, el Consultorio o la Biblioteca, que en otros tiempos estuvieron a punto de clausurarse.
En el aspecto deportivo, han trasladado varias ideas para el campo de fútbol del barrio, que dado que su superficie es de tierra, pocos son los equipos que optan por jugar allí. El pabellón polideportivo, necesita también alguna tarea de mantenimiento, haciendo especial hincapié en la pista de petanca, puesto que muchos vecinos ptractican este deporte llegando incluso a estar federados.
Pintar las líneas para una cancha de baloncesto o la posibilidad de construir unas pistas para un deporte que cuenta cada vez con más adeptos como es el pádel son otros de los proyectos a medio o largo plazo que espera recibir el barrio.
Además de ello, la sustitución de los contenedores, un posible reasfaltado de la zona, suponen el grueso de las peticiones.
Fuentes, destaca el talante positivo y dialogante de la concejal y, conscientes de que no todo puede ser de forma inmediata, espera que en el barrio llegue cualquier mejora a la par que al resto de la ciudad, pues «a pesar de tener que cruzar el río, la distancia con cualquier punto de Talavera no es elevada».