El arzobispo alaba la valentía del Papa ante la pederastia

Á. de la Paz
-
El arzobispo alaba la valentía del Papa ante la pederastia - Foto: Yolanda Lancha

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, aplaudió la iniciativa tomada por el Papa Francisco de organizar una cumbre en El Vaticano junto a prelados de todo el mundo para abordar la incidencia que los casos de pederastia en el seno de la Iglesia.

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, aplaudió la iniciativa tomada por el Papa Francisco de organizar una cumbre en El Vaticano junto a prelados de todo el mundo para abordar la incidencia que los casos de pederastia han tenido en el seno de la Iglesia. La reunión, que comenzará hoy y se alargará hasta el sábado, surge del propio impulso de la institución y pretende responder a una extendida demanda social y de los propios fieles.
El cónclave juntará al máximo representante del catolicismo con los presidentes de las diferentes conferencias episcopales diseminadas por más de un centenar de países. El titular de la diócesis primada española valoró positivamente la decisión tomada por el sucesor de Pedro y apuntó que los próximos días servirán para ver si «se necesita un esfuerzo mayor para que esa lacra de la pederastia no exista en la Iglesia». Rodríguez llamó a Francisco «Papa valiente» y reclamó «llegar hasta el fondo» en las investigaciones. Asimismo, recordó que los casos de abusos a menores de edad no se han producido exclusivamente en el entorno de la Iglesia y demandó un esfuerzo «no sólo de prevención, también de educación sexual». Dentro de la jerarquía de la diócesis de Toledo, según explicó el arzobispo responsable de la misma, “no sólo preocupan aquellos casos que puedan concernir a eclesiásticos, también los otros», indicó el prelado. «No deja de ser el mismo pecado», remachó.
«No basta con arrepentirse, tiene que desaparecer», proclamó el arzobispo primado. Durante la presentación de la cuarta edición de la Fiesta por la Mujer y la Vida, Rodríguez remarcó el compromiso de la Iglesias con la maternidad y en favor de la defensa de la vida. Además, exigió reconocer las dificultades que surgen entre algunas embarazadas por «situaciones de carencia y discriminación» y condenó la violencia que muchas de ellas sufren «de manera injusta».