La Iglesia hace el sábado su fiesta por la mujer y la vida

Á. de la Paz
-

Con el lema de #LaVidaVence, la jornada visibilizará la labor que Proyecto Mater y Cáritas realizan en el territorio de la diócesis primada apoyando a las madres en riesgo de aborto

Iglesia celebra el sábado su fiesta por la mujer y la vida - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La cuarta edición de la Fiesta por la Mujer y la Vida, que se celebrará durante la jornada del sábado 23 de febrero en el colegio Nuestra Señora de los Infantes de Toledo, reivindicará el papel que la maternidad juega en la sociedad contemporánea. El evento servirá para mostrar la realidad del aborto dentro de la diócesis y ahondará en la labor que se viene realizando desde la Iglesia de Toledo en favor de los alumbramientos de aquellos que están riesgo de no hacerlo por diferentes «situaciones de carencia y discriminación», como indicó el titular de la diócesis, Braulio Rodríguez.
El encuentro espera reunir a más de un millar de participantes y tendrá como lema La vida vence. La jornada se articulará a través de diferentes actividades de ocio, deporte y fiesta. Proyecto Mater, una propuesta coordinada por Cáritas Diocesana en favor de la asistencia material y espiritual a las mujeres embarazadas, será la entidad destinataria de los fondos recaudados. El arzobispo alabó el trabajo de la organización en favor de la «lucha por las personas que sufren necesidades» y reclamó la importancia de proponer soluciones en favor de la vida frente «a las tentaciones» de poder ir contra ella.
Rodríguez se refirió a la defensa de la vida como una «causa buena que redundará en una mejor sociedad». El titular de la diócesis primada aludió a la «desigualdad» de la mujer y pidió «reconocer la soledad que pueden sentir las embarazadas», aunque rechazó la «ideología de género, otra forma de lucha de clases» como respuesta a las necesidades femeninas.
El arzobispo primado apuntó que «la violencia contra la mujer nos trae de cabeza a todos» y rechazó que «mueran de manera injusta». Además, lamentó «la natalidad extremadamente baja» que se registra en los últimos años y comparó la situación española con la de Israel y Palestina, «donde nos triplican». Rodríguez, recién llegado a la diócesis tras una visita a Tierra Santa, se refirió a la «otra mentalidad» respecto a la descendencia que se mantiene en esta parte del mundo.
«Para la Iglesia, cualquier atentando contra la vida, desde los tiempos del Imperio romano, no es la solución», proclamó Rodríguez, quien cargó contra la Ley del Aborto de 2010, que sigue en vigor, una normativa «que no solucionó el problema».