Piscinas municipales abrirán con cuadrículas para 6 personas

J.S.
-

Los bañistas estarán obligados a usar la mascarilla en las zonas comunes mientras permanezcan en la instalación, con excepción de la zona del vaso de la piscina y estará prohibido el uso de las duchas en el vestuario

Foto de archivo de la piscina municipal de la Escuela de Gimnasia. - Foto: Víctor Ballesteros

Las recomendaciones sanitarias para evitar la expansión del coronavirus depararán un verano inusual en buena parte de la provincia porque al menos 118 de los 204 municipios de la provincia ya han confirmado que no abrirán las piscinas municipales durante los próximos meses.
Una de la excepciones a esta regla general será el Ayuntamiento de Toledo, que tiene previsto abrir estas instalaciones en el mes de julio. El borrador de protocolo, que incluye cita previa para la compra de entradas para aquellos usuarios que no tengan abonos, limitación de aforo de un 30%o de un 50%-aún por definir-, y división de las zonas de césped en cuadrículas para seis personas máximo fue analizado este lunes en el Consejo Rector del Patronato Deportivo Municipal.
La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, consideraba la pasada semana frente al criterio de otros alcaldes de la provincia que las piscinas son un «servicio público importante en una ciudad que en verano alcanza los 40 grados y en la que mucho vecinos no tienen otra oportunidad de refrescarse». En este sentido, la alcaldesa recordaba que no todos los toledanos viven en urbanizaciones privadas con piscinas.
En esta línea ahonda también el protocolo diseñado por el Patronato Deportivo, que recuerda además que las piscinas no son solo «espacios de ocio, sino también de salud», puesto que son un recurso para combatir «olas de calor peligrosas para grupos de riesgo y colectivos vulnerables como pueden ser los niños y las personas de tercera edad».
«Se sabe que toda crisis viene acompañada de oportunidades, y con esa motivación se plantea el objetivo de crear en la sociedad la posibilidad de tener salud, mental y física, a través de nuestras piscinas publicas de verano, de potenciar la confianza en la vuelta a la normalidad social y de potenciar la imagen del PDM y del ayuntamiento de Toledo para que el ciudadano vea, entienda y comprenda que el servicio publico cumple todas las recomendaciones sanitarias, es del todo seguro, higiénico y estamos para servirle», explica el Patronato Deportivo en el protocolo elaborado para «dar confianza y seguridad a los usuarios» de estas instalaciones.
La medidas diseñadas se centran tanto en la seguridad de los empleados de las cinco piscinas municipales como en la de los bañistas.
Además de dotar de protección adecuada al personal de recepción, mantenimiento, limpieza y a los socorristas de las piscinas, está previsto colocar bandejas desinfectantes para el calzado de calle, así como dosificadores de gel hidroalcoholico. Además, las taquillas se protegerán con mamparas de seguridad, se establecerán marcas de espera cada metro y medio y se protegerá con filtro transparente los equipos informáticos y la TPV para el pago con tarjeta de crédito.
Dentro de las instalaciones, el protocolo elaborado recuerda que el agua de las piscinas, por sus condiciones higiénico sanitarias exigidas por la ley, es cien por cien  segura. «Científicamente queda demostrado que el agua, bien filtrada y con el nivel de cloración adecuado, es un entorno donde los virus y las bacterias no pueden sobrevivir», señala el documento.
Además, el Patronato Deportivo tiene previsto prohibir el uso de las duchas en el vestuario, que serán clausuradas. Sólo estarán operativas la duchas situadas junto al vaso de la piscina. Asimismo se limitará el uso de los aseos, se anulará el uso de los vestuarios, se suspenderá el servicio de ropero y se prohibirá el uso de secadores de manos o de pelo.
Los bañistas estarán obligados a usar la mascarilla en las zonas comunes mientras permanezcan en la instalación, con excepción de la zona del vaso de la piscina. Además, el usuario deberá de mantener la distancia de distanciamiento social descrita de 1,5 metros de forma habitual con otros usuarios a excepción de su entorno familiar y/o de personas que convivan juntas.
Cada una de las piscinas municipales diseñará un circuito circular de entrada y salida de la instalación para que no haya acumulación de usuarios en una zona estrecha o limitada. A su vez se realiza con el mismo objetivo una sola entrada y una sola salida del vaso de la piscina. Ambos circuitos estarán delimitados y se informara con carteles a los usuarios para su correcta comprensión.
Además la zona de césped se dividirá en cuadrículas para mantener el distanciamiento social. La señalización se realizará con pintura blanca, estableciendo el espacio con prioridad en el área de la sombrilla, con una ocupación máxima de 6 usuarios.
aforo. La ‘nueva normalidad’ obligará a limitar de forma especial el aforo en las piscinas. Para poder tener el mayor control, se determina la venta anticipada para los abonos, la nominativa para bonos de 15 baños y con cita previa para la entrada diaria.
Tanto los abonos de temporada como los bono de 15 baños estarán reservados para empadronados en la ciudad de Toledo. Los abonados de temporada deberán elegir piscina, no pudiendo acudir a otra de las cuatro del Patronato. Además no se les asegura que puedan elegir la piscina que quieren aunque sí el acceso a una piscina municipal.
Por lo que se refiere a los bonos de 15 baños, sólo se podrán adquirir dos por persona empadronada. Podrán acudir a cualquier piscina del patronato e invitar a cualquier persona. No obstante, el bono no garantiza poder entrar a la piscina deseada. Tiene que haber aforo libre y se deberá concertar cita telefónica en la piscina a la que se pretenda acudir.
Además, para la venta diaria se establecerá el siguiente protocolo. Habrá un venta matinal telefónica de 8,30 a 11,30 h exclusiva por piscina. Cada instalación dispondrá de un cupo limitado diario y  cada persona solo podrá hacer una reserva/compra de 4 entradas como máximo (la suya y 3 más). La validez hasta las 16 h de cada día.
A esa hora se abrirá la venta vespertina telefónica hasta las 18 horas, si hay ocupación libre. Tendrá las mismas condiciones que en la venta matinal. El espacio de los abonados sólo se reservará hasta las 17 horas. A partir de ese momento podrá venderse.