40 personas trasladadas en autobús a Madrid tras otra avería

Leticia G. Colao
-
40 personas trasladadas en autobús a Madrid tras otra avería

Dos nuevas averías han tenido hoy la estación de Talavera como protagonista. El de por la tarde, que llegaba ya con problemas de Oropesa, y el de esta mañana, que tuvo que dar la vuelta llegando a Montearagón.

Pocas horas después de la reunión del Pacto por el Ferrocarril en Mérida, con la presencia de los presidentes de ADIF y Renfe y el anuncio de más inversión para el tren convencional, las incidencias del tren de la línea Badajoz-Madrid se han vuelto a notar en Talavera con un ferrocarril que venía ya averiado desde Oropesa. La de esta tarde, una nueva avería más en lo que va de año, ha sido un problema técnico en el que no han tenido que lamentar heridos entre los usuarios de este transporte tan denostado en los últimos años.
Así lo ha pudo saber La Tribuna a última hora de la tarde de hoy, con un tren que, según explicaron los propios viajeros, llegaba con tan sólo dos motores y con un retraso de más de media hora a la estación de Talavera, donde fueron trasladados a autobuses. Así, los usuarios con destino a la estación madrileña de Atocha, fueron trasladados en autobuses, mientras que aquellos otros que paraban en Leganés, una de los destinos de este viaje, llegaron a la localidad madrileña en taxis.
Así, a pesar del problema y del retraso acumulado, a su llegada a Talavera, sobre las 19 horas de la tarde, los viajeros fueron invitados a bajar y pasar a los transportes alternativos con los que llegarían a la capital de España mucho más tarde de lo que anunciaba su billete. Algunos de ellos insistían en la «vergüenza» que supone una nueva incidencia pese a los constantes anuncios de inversiones y cambios de trenes en los últimos tiempos.
El tren se ha quedado así en la ciudad aunque la línea, según ha anunciado EFE, permanece abierta.
No ha sido el único problema del ferrocarril en esta línea en el día de ayer. También por la mañana, en el tren de las 9,40 horas, un problema en los motores cuando se acercaba hasta Montearagón, hizo volver atrás al convoy y trasbordar a los viajeros en Talavera.
El presidente del Comité de Empresa de ADIF-Toledo, Enrique Clavero, se refirió tras estos incidentes a las palabras que pocas horas antes realizó el presidente de Renfe, Isaías Taboas, donde asegura que los trenes «son seguros». En este sentido, indicó que «nadie duda que sean seguros, pero no funcionan», dijo, por lo que urgió a la administración «a que tome ya cartas en el asunto».
Las de ayer son la tercera y cuarta avería en lo que va de 2019, ya que el mismo 1 de enero 162 viajeros tuvieron que ser trasladados igualmente en autobuses tras encontrarse ‘tirados’ de noche en Navalmoral de la Mata.
Dos semanas después, el problema se trasladó hasta la localidad de Torrijos, donde el tren descarrilló, afortundamente sin heridos, pero donde se investiga un posible sabotaje.