La Junta acude a la justicia por la finca con más amianto

J. Monroy
-
La Junta acude a la justicia por la finca con más amianto - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Tragsa comenzó ayer la implantación para la retirada del amianto de Laguna de Arcas

Comienza este electoral 2019 y parece que todo son pasos hacia la retirada, o en su defecto soterrar, el amianto. Tal y como anunciara la Junta a los vecinos en diciembre, pasadas las fiestas navideñas, hace unos días comenzaron las catas en el Barrio Avanzado, y ayer se iniciaban las labores de retirada en la otra finca de su propiedad, la de Laguna de Arcas.
En ambos casos, quien se está encargando de los trabajos es la empresa pública Tragsa, que también está llevando a cabo las labores de soterrado en los espacios privados. Tragsa comenzaba ayer la implantación necesaria para la retirada de amianto de este espacio, muy cercano a varios bloques de vivienda. El viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, ya explicó a Asociación de Vecinos El Tajo y Plataforma Mi Barrio sin Amianto que se instalará una capa de atmósfera negativa para arrancar el sellado. El objetivo es impedir que salgan fibras de amianto durante la intervención. Desde la Asociación, Víctor Villén se alegraba ayer la del inicio de los trabajos, y advertía que El Tajo estará atenta para que se desarrollen de manera correcta. También animaba a los vecinos del entorno a hacer lo propio.
La presidente del Distrito del Polígono, Inés Sandoval, confirmaba anoche el arranque de estos trabajos en el seno del Consejo de Participación. Además, quiso adelantar otras dos buenas noticias. Por un lado, anunció que, ante la negativa de uno de los propietarios privados (de la finca más problemática) de acabar con el problema del amianto o permitirle a la Junta que lo haga, el Gobierno regional se ha personado ante el juez para intentar hacerlo de manera subsidiaria.
En tercer lugar, Sandoval apuntó que ahora que hay una mejor predisposición por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo, va a ser más fácil que se inicien los trabajos de canalización del arroyo de Ramabujas, para evitar que de nuevo el amianto caiga sobre su cauce.
Camino de los depósitos. Además, Sandoval reiteró el compromiso del Ayuntamiento de retirar el amianto de todas las parcelas de su propiedad. Ya ha actuado, advirtió, en el entorno del cerro de los Palos. Y lo hará en el caminos de los Depósitos del Polígono, cuando el plan de trabajo que ha presentado reciba el visto bueno de la Consejería de Economía. Una vez que así sea, además, no tiene problema alguno en remitir el proyecto a la Asociación de Vecinos El Tajo.
El viceportavoz vecinal, Víctor Villén, había ofrecido al Ayuntamiento su colaboración para mejorar el proyecto, si es necesario. Tras las últimas reuniones e informes, Villén había preguntado al Consistorio si entiende que su actuación en torno al amianto en el denominado como ‘camino de los depósitos’ ha sido la correcta, y si más allá, considera que estos restos «son poco representativos», como recogía un informe. Sandoval se limitó a explicar que allí hay tubos cohesionados, no restos dispersos, por lo que la retirada parece más fácil.