«Somos un equipo dinámico y eso puede ser determinante»

J. M. Loeches
-

El central del CD Toledo César Ortiz asegura que el objetivo es llegar físicamente al máximo ante el Socuéllamos para pasar a la final de los 'play off'

«Somos un equipo dinámico y eso puede ser determinante» - Foto: Yolanda Redondo

A pesar de la derrota en el amistoso del sábado en Segovia, el CD Toledo da por cumplidos los objetivos a apenas doce días de la semifinal de los ‘play off’ de ascenso a Segunda B frente al Socuéllamos. Uno de los pesos pesados de la plantilla, César Ortiz, reconoce que estuvieron «bastante bien» ante una Gimnástica Segoviana que «no creo que sea mejor que nosotros». Un balón parado definió un encuentro en el que hubo reparto equitativo de minutos para todos.
El central de Gálvez confiesa que tenían todas las ganas del mundo de enfrentarse a un escenario de partido y, con ello, fueron adquiriendo el ritmo de competición necesario para la tentativa de ascenso. En estas dos semanas que restan, la tarea será «definir el balón parado», uno de los factores que puede decantar la balanza de un lado o del otro. Sin embargo, para el defensa, el gran objetivo es «llegar físicamente al máximo». Y lo explica: «Somos un equipo muy dinámico y eso puede ser determinante ante un rival que quizás tiene más experiencia que nosotros pero no es como nosotros».
Respecto a que el vencedor de estos ‘play off’ pueda estar en su semifinal, César Ortiz prefiere no ‘mojarse’ porque «pueden pasar mil cosas». Sí que cree que va a ser «muy igualado» y no le preocupa tener en contra el factor clasificación, que les dejaría fuera en caso de empate. «Tenemos a los delanteros muy enchufados y con mucha confianza, así que nosotros vamos a marcar seguro», razona. De ahí que sea relevante el trabajo defensivo y el dejar la meta a cero. Es una situación que nada tiene que ver a la del equipo antes del confinamiento: «Los de arriba estaban todos lesionados y tenía que jugar Mario García de ‘9’».
Para lo que no hay lugar a día de hoy en las cabezas de los futbolistas verdes es para el CD Quintanar del Rey y el CD Guadalajara. El zaguero recalca que «el Socuéllamos es la final» y que «ya habrá tiempo para preparar el siguiente partido si pasamos». Para esa primera cita será «muy complicado» entrar en el once y el de Gálvez piensa que el entrenador deberá pensar bien a los que pone. No tiene dudas de que «serán los mejores» y que «se podrá jugar con los cinco cambios para modificar cosas».
Finalmente, el galveño lamenta que no vaya a haber público en las gradas del Manuel Delgado Meco de Alcázar de San Juan, aunque aún no sea oficial. De todos modos, considera que es «lo más lógico y sensato» en una situación «extraordinaria en la que el fútbol está en un segundo plano». Por lo demás, no se arrepiente lo más mínimo tras dejar el fútbol profesional para vestir de verde. «Sabía dónde venía y, aunque me siguen llamando equipos de Segunda B, si estoy aquí es porque quiero ascender con el Toledo», afirma.